acerbo

(redireccionado de acerbos)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con acerbos: bacante, bacilo
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para acerbo

áspero

Sinónimos

Sinónimos para acerbo

Ejemplos ?
¿Qué mal dios en su cólera daría el siempre infame honor a los mortales, que tanto de natura los desvía? Él el pudor nos trajo, él sus fatales leyes a Amor impuso, y él los bienes más dulces transformó en acerbos males.
Mas ahora pregunto: si esas falsas deidades, que eran reverenciadas de los hombres para que los hiciesen prósperos en la vida presente, quisieron o permitieron que al mismo que juró la verdad se le diesen tormentos tan acerbos, ¿qué providencia más dura pudieran tomar cuando estuvieran enojados con un perjuro?
Sombra fugaz que se acerco liviana vertiendo sus amores, y que posó sobre mi sien temprana mil cariñosas flores. Acarició mi frente que se hundía entre acerbos pesares; y lleno de dulzura y de armonía díjome sus cantares.
Al escuchar, dijo Inés, ese lenguaje que adoro, percibo un rico tesoro de mi esperanza a través; y marcha el dolor impío de mis acerbos pesares cual se disipa en los mares la niebla con el rocío.
Yo no sabía de dónde sacaba tanta energía para resistir lo que me iba sucediendo. Aquí todo despedía olores nauseabundos y sus acerbos hedores me obligaban a no respirar con profundidad.
Como los dolores agudos y acerbos que a la parturiente envían las Ilitías, hijas de Zeus, las cuales presiden los alumbramientos y disponen de los terribles dolores del parto; tales eran los agudos dolores que debilitaron las fuerzas del Atrida.
Vengo a ti, serpiente de ojos que hunden crímenes amenos, la de los siete venenos en el iris de sus ojos; beberán tus llantos rojos mis estertores acerbos, mientras los fúnebres cuervos, reyes de las sepulturas, velan como almas oscuras de atormentados protervos.
Ni mi culpa sera, sino tu culpa y de tus hechos torpes y perversos, que su memoria la justicia esculpa en mis acerbos castellanos versos.
Tiempo hacía que se hallaba allí, con la frente entre las manos, hundido en acerbos pensamientos, que contrastaban con la calina apacible de la noche.
Aunque es valiente, tema que le salga al encuentro alguien más fuerte que tú: no sea que luego la prudente Egialea, hija de Adrasto y cónyuge ilustre de Diomedes, domador de caballos, despierte con su llanto a los domésticos por sentir soledad de su legítimo esposo, el mejor de los aqueos todos. Dijo, y con ambas manos restañó el icor; curóse la herida y los acerbos dolores se calmaron.
¿Ante quién me postraré, a quién hablaré de mis espinos y de mis zarzas duras, de este dolor que surgió en la tarde ardiente y que aún es en mí? Qué pequeñitos somos, y la madre tierra no nos quiso en sus brazos y henos aquí acerbos, desmantelados de impotencia.
Una cosa te ruego, si es que hay alguna merced para los enemigos vencidos: permíteme que mi cuerpo sea enterrado; sé que me rodean los acerbos odios de los míos; defiéndeme, te ruego, de su furor, y concédeme tener por compañero a mi hijo en el sepulcro." Dijo, y sabedor de la suerte que le espera, recibe la espada de Eneas en la garganta y vierte el alma entre raudales de sangre sobre sus armas.