Ejemplos ?
Majd., con lo cual y con la buena sangre se aseguran mucho los aciertos; y sí del todo no es posible, se da por lo menos el fiador mayor que hay ni puede haber, y es medida que viniendo a puestos moderados no les desconviene ni es desproporcionado.
Así no faltaba tampoco un escogido y excelente maestro que presentase, no una falsa imagen, sino el aspecto real de la elocuencia, ni contrarios, ni émulos que peleasen no con varas de esgrimir, sino con arma blanca, ni un auditorio siempre lleno, siempre nuevo, compuesto de envidiosos y favorecedores, dispuestos a no pasar en silencio ni los defectos ni los aciertos.
de golpe derogándolo todo, porque la fuerza de la costumbre es tan grande en el gobierno que dificulta y desluce muchas veces los mayores aciertos y conveniencias, mas convendrá que obrando poco a poco y con personas señaladas y conocidas, se vea romper este hielo, dejándose entender que V.
Nuestros aciertos y nuestras equivocaciones tendrán en lo venidero un significado enorme porque no representarán nada más los aciertos o las equivocaciones de México y de los Estados Unidos.
Nosotros sabemos, creo que todos podríamos estar de acuerdo, en que la magnitud del desastre, las dimensiones de este desastre, rebasan por mucho la capacidad de cualquier Estado, de cualquier gobierno para dar respuesta; podemos estar de acuerdo en eso, pero debemos estar de acuerdo también, compañeros, en que dadas las tareas y las dimensiones del conflicto y los requerimientos que tiene la población, también no todo está bajo control; también no todo está funcionando de la mejor manera y se requiere de un sinnúmero de tareas y que hay aciertos y que también hay errores, tenemos que reconocerlo.
La historia enseña que las naciones se construyen por la acción acumulativa de sucesivas generaciones cada nueva etapa se gesta a partir de la anterior, con sus aciertos y sus errores.
informe al Monarca que las provincias de su mando están ricas, tranquilas y con recursos abundantes para resistir a sus enemigos, no se descubrirán sino aciertos en las providencias que han producido un bien que atacaban tan poderosos estorbos.
Por sorda y ciega haber sido aquellos breves instantes, la mitad diera gustosa de sus días miserables, y hubiera dado los días de amor y dulces afanes de su juventud, y dado las caricias de sus padres, los encantos de la cuna, y..., en fin, hasta lo que nadie enajena, la esperanza, bien solo de los mortales; pues lo que ha visto la abruma, y la aterra lo que sabe, que hay vistas que son peligros, y aciertos que muerte valen.
ante mis denuedos; ante mis errores o... ante mis aciertos. VIII No quisiera morir, mas ya no habrá hasta luegos y adiós yo les diré, aunque bien me lo presiento que nadie ha de escuchar, ¡sordos!, en el desierto: ni el niño que le di precoz tantos letreros ni el joven que intenté procaz darle senderos ni el malo que no pude hacerlo torpe bueno ni el bueno que volví Judas convenenciero ni el pobre muerto de hambre que le di mi almuerzo ni el rico que le ahorqué su estéril presupuesto ni el débil que aplasté gimnasta en rudos fierros ni el fuerte que no sé por qué me tuvo miedo ni el ruin astuto que creyó trenzarme el pelo ni aquél que con astucia le aboyé el desprecio.
Porque si se les repartiera considerable precio al que, a costa de sus estudios, adquirió caudales, y se le reservara por pobre al que por falta hizo vulgar el ejercicio, fuera gravar aciertos y tolerar errores...
El saber que administrando con responsabilidad, con seriedad, creyendo en el futuro de esta Patria, con los aciertos y errores que tenemos todos los seres humanos, saber que a partir del 1ª de enero el trabajo argentino ya no va a ir más para pagar la deuda o al Fondo en forma permanente.
En su carácter de Jefe del Ejecutivo, ha manifestado su preocupación permanente y solidaridad con todos los mexicanos y en particular con aquellos en desgracia; ha seguido exhortando al propio gobierno y a todos aquellos que participamos, a coordinarnos cada vez mejor y hay muestras irrefrutables de los avances en los rescates de vida y de atención a los sobrevivientes y damnificados, no quiero decir que no hay errores, toda organización humana, sea política, social, administrativa, cometemos errores, pero no nos vamos a juzgar por los errores, vamos a pensar en los aciertos.