aclamar

(redireccionado de aclamado)
También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • verbo

Sinónimos para aclamar

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para aclamar

Ejemplos ?
Sobre esta nulidad, que nos exime de toda obligación de reconocer por Soberano al Emperador de los franceses, concurre la falta de libertad con que se han hecho, y estar el nombrado con un poderoso ejército en el lugar donde se hizo la renuncia y adonde se condujo por engaño y traición al Príncipe jurado, reconocido y aclamado Rey por todos los pueblos.
A medida que nos alejábamos del mirador y que íbamos admirando y elogiando calurosamente los amplios estanques, la linda pajarera, las sombrías grutas, las majestuosas alamedas, y las estufas, en que tibios chorros de vapor sostenían la vegetación de raras orquídeas, el semblante del poseedor y creador de tantas maravillas se despejaba, llegando a irradiar ventura y satisfacción de artista aclamado.
–Aplausos) EL SEÑOR BATLLE ACLAMADO Al salir de la Convención, el señor Batlle fue estruendosamente aclamado por la compacta masa partidaria que se aglomeraba frente al local.
Ya se alzan los magníficos trofeos y tu nombre, aclamado por las vecinas y remotas gentes en lenguas, voces, metros diferentes, recorrerá la serie de los siglos en las alas del canto arrebatado Y en medio del concento numeroso la voz del Guayas crece y a las más resonantes enmudece.
tu hermano, Que a la ciudad impreca y la maldice, Y jura hundir sus torres, y aclamado Con festivo Peán, canto de triunfo, Ir a encontrarte y pelear contigo, Y matarte o morir.
Abre tus puertas, opulenta Lima, abate tus murallas y recibe al noble triunfador que rodeado de pueblos numerosos, y aclamado Ángel de la esperanza y Genio de la paz y de la gloria, en inefable majestad avanza.
Verán hundirse en ellos su colmillo Módena fiera y Regio acomodado. Tal será su valor que por caudillo de su gente será a coro aclamado.
Y en esto trascendieron los propósitos de su majestad hasta los clubs más rabiosos: llamósele traidor por haber intentado cercenar los derechos declarados en la Constitución; levantáronse barricadas en las calles; ardió Palacio por las cuatro esquinas, y la intrusa majestad huyó por el tejado, en chancletas y muy contenta porque salvaba la pelleja, bien al revés de sus consejeros y protectores, que morían arrastrados por las masas, que, aunque antes los habían aclamado, desconfiaban ya de ellos por lo mismo que una deslealtad los había encumbrado.
Lolo, rodeado, aclamado por un pueblo de ladrillosas criaturas, ceñido por los brazos desnudos de la esposa, con la cabellera despeinada y revuelta, brillador el mirar y cubierto de sangre el ropaje, espejeado el cuchillo por la nocturna luz, y el rival apuñalado ante sus plantas, revivía las imágenes bravamente bellas de los capitanes de Ramsés, de los que impusieron al África el señorío de la invencible Themis.
Su medida histórica, en los sucesos contemporáneos, única- »menle podía compararse con la de Bolívar. Bolívar había »sido aclamado Libertador, y este título lo investía de la dic- »tadura revolucionaria en su patria.
Cual río caudaloso que avasalla Sin respetar obstáculos ni valla. Aclamado el Abad por hombre santo Se complacía y recreaba tanto, Que en su pecho nacieron vanidades Que dieron al través con sus bondades.
¡Abajo Luis Blanc, Blanqui, Raspail y Cabet!» resuenan por todo París. Y el Gobierno provisional es aclamado por un sinnúmero de delegaciones, todas dispuestas a salvar la Patria y la sociedad.