acometer

(redireccionado de acometió)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con acometió: arremeter, macizo
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • verbo

Sinónimos para acometer

emprender

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
La salvación, por consiguiente, está en los puños; no en ser flojos en la pelea. Dijo, y acometió furioso con la aguda lanza. Y cuantos teucros, movidos por las excitaciones de Héctor, quisieron llevar ardiente fuego a las cóncavas naves, a todos los mató Ayante con su larga pica.
-Hoy, por fortuna, estoy perfectamente. Pero, hijo, anoche al retirarme al lecho me acometió un dolor desesperante en el brazo derecho.
Concluido aquel negocio, quando baxando embarcado por el Rhódano se restituía á su Iglesia, le acometió una enfermedad de la qual falleció en Francia en el año de 1247, habiendo dexado dispuesto que su cuerpo se trasladase á España, y sepultase en el Monasterio de Huerta de la Orden del Cister á la raya de Aragón.
Salió de Búrgos en el mes de Mayo de 1456; cumplió de un modo edificante esta santa peregrinación; ya su regreso le acometió una enfermedad aguda en un pueblo de su Diócesis, llamado Villasandino, de la que murió el 12 de Julio del mismo año; coronando con su paciencia y sufrimiento las demás virtudes que habían sido el ornato de su vida.
Menelao Atrida acometió, a su vez, con la pica, orando al padre Zeus; y al ir Euforbo a retroceder, se la clavó en la parte inferior de la garganta, empujó el asta con la robusta mano y la punta atravesó el delicado cuello.
Luego acometió a Téstor, hijo de Enope, que se hallaba encogido en el lustroso asiento y en su turbación había dejado que las riendas se le fuesen de la mano: clavóle desde cerca la lanza en la mejilla derecha, se la hizo pasar a través de los dientes y lo levantó por cima del barandal.
Atravesó el héroe las primeras filas, y parecido por su bravura al jabalí que en el monte dispersa fácilmente, dando vueltas por los matorrales, a los perros y a los florecientes mancebos; de la misma manera el esclarecido Ayante, hijo del ilustre Telamón, acometió y dispersó las falanges de troyanos que se agitaban en torno de Patroclo con el decidido propósito de llevarlo a la ciudad y alcanzar gloria.
Por eso cuando se encontró a solas dentro de la estancia, libre de toda mirada indiscreta, la acometió un acceso de infantil alegría.
Seguidamente acometió con la lanza al deiforme Polidoro Priámida, a quien su padre no permitía que fuera a las batallas porque era el menor y el predilecto de sus hijos.
Sacólos atónitos como cervatos, les ató las manos por detrás con las correas bien cortadas que llevaban en las flexibles túnicas y encargó a los amigos que los condujeran a las cóncavas naves. Y el héroe acometió de nuevo a los teucros, para hacer en ellos gran destrozo.
Sarpedón acometió a su vez; y despidiendo la reluciente lanza, erró el tiro, pero hirió en el hombro derecho al corcel Pédaso, que relinchó mientras perdía el vital aliento.
Aquileo acometió, dando horribles gritos, a Héctor, con intención de matarle; pero Apolo arrebató al troyano, haciéndolo con gran facilidad por ser dios, y lo cubrió con densa niebla.