acostar

(redireccionado de acostaban)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para acostar

Sinónimos para acostar

Ejemplos ?
Se acostaban en la hierba; se besaban a escondidas bajo los álamos; y habrían querido, como dos Robinsones, vivir perpetuamente en aquel pequeño rincón que les parecía, en su plácida dicha, el más grandioso de la tierra.
Rodaban las nubes allá arriba, caían las sombras de los árboles y de las peñas en la loma y en la cañada, se acostaban los pájaros, empezaban a brillar algunas estrellas en lo más oscuro del cielo azul, y Pinín y Rosa, los niños gemelos, los hijos de Antón de Chinta, teñida el alma de la dulce serenidad soñadora de la solemne y seria naturaleza, callaban horas y horas, después de sus juegos, nunca muy estrepitosos, sentados cerca de la Cordera, que acompañaba el augusto silencio de tarde en tarde con un blanco son de perezosa esquila.
Mis sobrinitos, que ordinariamente se acostaban al anochecer, con un huevo o una taza de leche casi todas las veces, y las demás con la añadidura de un azote que les daba su madre con toda la suavidad que permitía el caso, para corregir las mañas en que incurrían cuando el sueño les rondaba, estaban aquella noche despabiladísimos, y todas las amenazas de su madre de que haría y acontecería con ellos si no se iban a acostar eran inútiles, pues poniéndose bajo la salvaguardia del tío y del abuelo, las desafiaban valerosamente.
Existen opiniones acerca de la idea de que eran una raza más antigua que la de los Mount Builders. Acostaban a los niños en pieles de pantera y a las niñas en pieles de carnero.
Después me señaló la punta de la montaña más cercana. Las nubes se acostaban, grises, en la cúspide y los relámpagos quebraban el azul difuso de las lomas.
el autor Luciano de Samosata escribió en su Historia Verdadera un relato sobre un grupo de mujeres vegetales que devoraban a los marineros que se acostaban con ellas.
La adoración era la sumisión o reconocimiento a una autoridad superior, ya sea de forma social o económica; en este caso adoraban a Dios, en amor, obediencia, respeto, y honor. Como expresión de ello, usualmente bajaban la cabeza a tierra o se acostaban de boca en señal de sumisión.
El dormitorio era el espacio que empleaban los monjes para descansar, ascendían tras el último oficio litúrgico de la tarde (subiendo por la escalera de día) y se levantaban en maitines descendiendo a la iglesia por la escalera homónima. En verano durante las largas jornadas, ocasionalmente se acostaban a mediodía.
Burton salió en su defensa, afirmando de ella que había tenido solamente cinco parejas, todas conocidas, mientras que otras divas de Hollywood se acostaban con cualquiera en la primera noche (si bien manteniéndolo en secreto).
Se entretienen haciendo debates sobre literatura y yendo a los burdeles (el de las niñas que se acostaban por hambre o "El niño de oro", de Pilar Ternera).
La leyenda de Gorachacha nace a partir de la historia contada por indígenas cundiboyacenses, hace mucho tiempo las mujeres se desnudaban ante el sol para ver si reencarnaba en alguna de ellas convirtiéndolas en Diosas, el cacique de Guachetá tenía dos hijas, ambas a las horas de la mañana esperando la salida del sol por el oriente se acostaban desnudas frente a este, una de ellas logro quedar embarazada aclamando que el sol había fecundado en ella un hijo, al cabo de 9 meses dio a luz una esmeralda enorme, la mujer la tomo entre brazos y cuidó hasta que esta se convirtió en un hermoso niño, llamándose así Goranchacha, hijo del sol.
La intención era ahorrar energía eléctrica, ya que al cambiar el horario las personas se levantaban y acostaban una hora antes (con respecto al sol), entonces la luz del día en sus casas duraba una hora más.