Ejemplos ?
Y por fin de astucia estrema Dotado, el refran usaba Que á cada paso encajaba, Cada loco con su tema. Con esto y con ser al par Gran músico, no hubo dama Que al reclamo de su fama No le viniera á admirar.
o hay ninguno que pueda negar el funesto asunto que se propone no sea el más arduo que ha ocurrido en los pasados siglos; el más circunstanciado de tristes consideraciones que puede entender la más prudente reflexión; la más lastimosa calamidad que ha sucedido en desde la inundación de los bárbaros africanos; y la proposición más difícil de resolver con acierto, honor y religión que han visto las más remotas edades, y las más tristes circunstancias que lo acompañan darán que admirar y escarmentar a las futuras centurias.
Y vine aquí tan absorto en mis memorias de joven, tan contento de admirar de Granada los primores, que no sé ni darme cuenta de la obstrucción que me absorbe, ni de mi conciencia muda, ni del tiempo que urge y corre.
ARÍA ABASCAL (Reminiscencias) Recorriendo ayer el salón de cuadros en el Palacio de la Exposición, después de admirar el magnífico retrato que de la cantatriz Luisa Marchetti pintó en Madrid el ilustre Federico Madrazo, me detuve ante otro retrato de mujer, hecho por humilde pintor peruano conocido con el nombre del maestro Pá- bulo, y que según entiendo fué hasta 1850, en que murió, el retratista mejor reputado en Lima.
La amabilidad del Doctor León, con el cual nos hemos encontrado aquí en México, otra vez, después de tantos años, pues viaja actualmente por uno de los Estados del Norte, me hizo admirar nuevos horizontes.
Una excepción son los precoces, que cuando niños los vemos entretenerse en trampas complejas –y todas las mamás se entretienen en admirar lo desproporcionado del entretenimiento con la edad– y cuando hombres los vemos en trampas simples.
Muchos han avanzado en la aventura de ser; algunos, convertidos en lejanías, se han desperdigado en su afán de ver cuán grande es el mundo; otros como yo, tiempo que forma parte de ti, te hemos seguido estación tras estación, sin cansarnos de admirar cada una de tus grandezas hasta el final de tu jornada.
A poco más se cree la viuda de Hojeda autora de la muerte de su marido, al cual adoraba, teniendo altísima idea de su valer, y, naturalmente, sin entender, ni aun por el forro, en qué consistía; cierto que lo mismo nos sucede a los demás... Y acaso este modo de admirar valga tanto como otros...
Encontró allí a toda la servidumbre ocupada en adornar el lecho fúnebre en el cual iba a ser expuesto al día siguiente el difunto señor, en medio de una soberbia capilla ardiente, curioso espectáculo que toda Ferrara vendría a admirar.
La botella tuvo la impresión de que revivía la escena. Por el jardín paseaban los invitados, y también gentes del pueblo deseosas de admirar aquella magnificencia.
En dedicar a Junio Bruto estatua mostraron los romanos su agradecimiento; y dieron a admirar su providencia en poner entre las estatuas de los reyes la de aquél que los desenterró de la ciudad y dejó su nombre reo.
Para admirar el manto celeste es impropio hundirse en las profundidades de un pozo y mejorse procuran las alturas, así para descubrir el valer de un semejante no sólo has de calificarle por lo que de penumbras tiene, pues él es más que la bacteria y también lo alumbra el sol y la tierra lo alimenta.