adorar

(redireccionado de adoraba)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para adorar

idolatrar

Antónimos

reverenciar

Sinónimos para adorar

Ejemplos ?
La tribu comenzaba el sacrificio ante Pluvioso; en seguida el Consejero, el Consejero Lugarteniente, adoraba también; finalmente íbase a dar las plumas, los tributos, ante los jefes.
Cuando ví tus labios rojos, Cuando ví tan lindos ojos, Tantas gracias, prenda mía, Sentí un amor tan profundo Que un arcángel en el mundo De ternura, te creía. ¡Insensato, me engañaba! Un espíritu adoraba En mi delirio. No ví entonces, ciego amante, En tu mágico semblante Mi martirio.
Y diz que al otro dia Todo Valladolid se despoblaba Y la tumba vacía A contemplar venia Y viendo el boqueron se santiguaba; Porque en su Dios la multitud creia Y á su Dios adoraba...
"Conocí entonces la naturaleza negra. "Si Bokapi había amado al mestizo, a mí me adoraba. Cuando pudo caminar y valerse, cuanta atención le sugería su imaginación para demostrarme su amor y gratitud la ponía en práctica.
Gil era el nombre del padre, viudo desque Juan vivió, pues el muchacho nació dando la muerte a su madre. Adoraba el buen don Gil en su hijo, y era don Juan el mancebo más galán, más generoso y gentil que en Palencia se encontraba; siempre de amigos cercado, siempre de ellos festejado, puesto que él siempre pagaba.
Hurtado desesperado al ver señales tan marcadas de un intenso dolor en la mujer que adoraba, la estrechaba más fuertemente contra su pecho, y besaba con trasportes, su frente, sus mejillas, y sus labios.
Y mientras hallaba encantos su pasión, entonces única, de la bella Margarita en la virtud, su alma impura adoraba sus hechizos locamente, y más la lucha con su virtud empeñaba, aún de su victoria en duda.
Entonces envolviéndola en su manto, su cabeza cubriendo con su toca, el dulce acento de su dulce boca dijo a la absorta Margarita así: «TE ACOGISTE AL HUIR BAJO MI AMPARO Y NO TE ABANDONÉ: VE TODAVÍA ANTE MI ALTAR ARDIENDO TU BUJÍA: YO OCUPÉ TU LUGAR, PIENSA TÚ EN MÍ.» Y a estas palabras retumbando el trueno, y rápido el relámpago brillando, del aire puro en el azul sereno se elevó la magnífica visión. La Reina de los ángeles llevada en sus brazos purísimos huía, y a Margarita huyendo sonreía, que adoraba su santa aparición.
Ella abrazó las rodillas del odioso cacique, regó sus pies con sus preciosas lágrimas, y suplicándole del modo más tierno y conmovedor le ofreció su propia vida en cambio de la de su esposo que adoraba.
ISABEL. Mi bien, perdona mi despecho fatal. Yo te adoraba. Tuya fuí, tuya soy: en pos del tuyo mi enamorado espíritu se lanza. (Dirígese adonde está el cadáver de MARSILLA; pero antes de llegar, cae sin aliento con los brazos tendidos hacia su amante.)
Así había podido aprender tanto de sus antepasados y por eso, su pueblo lo adoraba y reconocía en él, al hombre pleno, al que había logrado la mayor perfección hasta esas épocas.
A poco más se cree la viuda de Hojeda autora de la muerte de su marido, al cual adoraba, teniendo altísima idea de su valer, y, naturalmente, sin entender, ni aun por el forro, en qué consistía; cierto que lo mismo nos sucede a los demás...