adorar

(redireccionado de adorada)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para adorar

idolatrar

Antónimos

reverenciar

Sinónimos para adorar

Ejemplos ?
El reposo de un sepulcro »no es el fin que nos espera, »esa es la puerta postrera »para entrar al porvenir. »Tu adorada Valentina, »pasado su umbral, alcanza »sempiterna bienandanza, »vida eterna de placer.
En su desesperación deja un momento a su adorada, corre a un cristalino arroyo que serpentea allí cerca rodeado de frondosos sauces, trae agua en su boca, y en el hueco de sus manos, baña con ella el pálido rostro de la cristiana, y cuando ve que nada, nada puede reanimarla, y considerándola realmente muerta exclama: -¡Dios de los cristianos!
diós, Patria adorada, región del sol querida, perla del Mar de Oriente, nuestro perdido edén, a darte voy, alegre, la triste, mustia vida; y fuera más brillante, más fresca, más florida, también por ti la diera, la diera por tu bien.
"Al cabo, al cabo, Clori, tu obstinada ingratitud me causará la muerte; mi historia en esos árboles grabada dirá entonces que muero por quererte; tantos de quienes eres adorada leerán con pavor mi triste suerte; nadie entonces querrá decirte amores, y execrarán tu nombre los pastores.
Paulino vio desmejorarse rápidamente a su mujer. De aquella plástica adorada y aborrecida no fue quedando sino una borrosa semblanza.
Nunca Mara había sido tan pretendida, tan requebrada, tan adorada como desde que poseía las dos maravillosas piedras, que la rodeaban de un esplendor de cielo de estío; y Floraldo, que no se apartaba de ella, pensaba a veces, para calmar la desazón mortal de los celos continuos, que mientras los zafiros no se extinguiesen, no le habría vendido Mara.
Baste decir que en él estaba sentado, con corona y cetro, un joven Rey hermosísimo, rubio como las candelas, gracioso, robusto y alegre, el cual apenas vio entrar a nuestra heroína cordobesa cuando descendió del trono y casi con lágrimas de alegría, y con acento conmovido y sonoro, exclamó estrechándola entre sus brazos y cubriéndole el rostro de besos: -¡Oh, adorada madre mía...
Y Mari-Virginia subía a su trono con ilusiones de verdadera reinecita adorada, con esperanzas indefinidas de algo supremo, incomparable, que la tenía que suceder, y con alas en los hombros, alas invisibles, de plata y azul, como las de los angelines que cercan el trono de la Patrona de Alcazargazul, Nuestra Señora del Triunfo...
Su voz tiembla y su pecho se eleva acompasadamente, como una ola que se hincha coronada de espuma. LA VUELTA DEL COMBATE Canción I El combate ha terminado con el día, y el caudillo esta ya en presencia de su adorada.
Y oyen llanto en el Alcázar, y oyen llanto en las iglesias, y llanto hay en los palacios, y llanto en las chozas suena; que era universal la angustia por tan adorada reina, y con lágrimas su nombre se oye repetir doquiera.
Esta ciudad primorosa, manantial de gente amable cortés, discreta y afable, advertida e ingeniosa es mi patria venturosa; pero la siempre importuna crueldad de mi fortuna, rompiendo a mi dicha el lazo, me arrebató del regazo de esa mi adorada cuna.
Humilde esclavo hoy de afanes terrenos; bajo el yugo doblada la cerviz, y uncido al carro de los vencidos de la suerte, evoco como protesta indómita, aquel rayo de luz, que de los cielos desprendido bañaba aquí mi frente, cuando al sacro numen de la adorada poësía di mi existencia entera en holocausto.