adormecer

(redireccionado de adormecidas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • pronominal

Sinónimos para adormecer

adormilarse

Sinónimos

Antónimos

  • avivarse
  • despabilarse

Sinónimos para adormecer

Ejemplos ?
VÓMITO Deslizaré mariposas agoreras de tu afrenta, moscas reverdecidas por tu peste, gusanales en festín amoratado y microbios mitoteros de aposentos sobre tu esqueleto vivo —mecano en sindicales malos pagos.— Y todo el fango de la rosa hipócrita, espinas al acecho, te enlodará de manos ventoleras que se cubren la nariz quebrada ante su propia llaga, pútrida en su propaganda mustia de resentida larva... Y sobre tu tumba abierta, profanada, escupiré las molicies que dejaste adormecidas en mis alas.
Imágenes adormecidas hacía mucho tiempo, semejantes a nubes se levantaron en mi conciencia, el resplandor solar que hería las pupilas, un gran sueño se apoderaba de mis sentidos y a instantes hablaba precipitadamente sin ton ni son.
-Sintiose éste morir a la impresión de aquel yerto y levísimo contacto; sintió en su frente una impresión más yerta todavía, eran los labios de Amelia, su sensación fue indefinible; sintió el eco en su corazón y cayó desmayado. Las antorchas brillan, la música resuena; cien bellas danzan adormecidas en brazos de sus alegres amadores.
Un arpa de cobre, con cuerdas oxidadas, Él toca con ella una canción desoladora. Cuerdas antes adormecidas tiemblan por sus manos...
Y así, mientras unos se destruyen en guerras de intereses, otros trabajan por crear un mundo de paz colectiva: “Voces adormecidas, en clamores… voces despiertas...
Allí estaba el maestro Arqueles Vela con su emotivo contagio por la vida y por el arte; José Vizcaíno Pérez con su entusiasta impulso para el armónico desenvolvimiento apasionado de nuestra personalidad a partir de una práctica del lenguaje en todos los ámbitos de la vida y Moisés Jiménez Alarcón envolviéndonos con su lectura en voz alta tras descubrir en la biblioteca la resonancia de voces inmortales adormecidas en las páginas de libros que amorosamente reconstruíamos en nuestra mente y soñábamos algún día acaso reescribir.
ara el paisano que tiene, por todo haber, su tropilla y su recado, en las palabras: «irse afuera,» caben todas las esperanzas que pueden hacerle concebir el abandono voluntario y definitivo del pago natal, y el éxodo hacia las adormecidas soledades que esperan, para despertar de su letargo, el sonido de la voz humana.
Y luego continuaba con sus quehaceres envuelta en un entusiasmo extraño que nadie notaba, pero que a ella le hacían revivir sensaciones adormecidas en su cuerpo desde muchísimo tiempo atrás.
Sus hombres prefieren los métodos decisivos y enèrgicos, y aprecian sobre todo la capacidad de sacrificio. La Falange despertará las energías vitales del País, adormecidas hoy y alistará a todas las fuerzas de la Nación con ella.
Mis buenas inclinaciones entonces estaban adormecidas; pero las malas vigilaban, instigadas por la ambición, y se desencadenaron: la cosa proyectada fue Hyde.
Según el concepto que han formado de la unidad nacional, según que el unitarismo centralizador y la idea de un poder absorbente que excluya toda otra especie, no ya de soberanía, sino aún de vida, ha sido la norma suprema de criterio adoptada, o según que ha podido más en ellos la afección a la tierra nativa, siempre digna de especial predilección, aunque nunca deba ser esta más grande que la inspirada por la nacionalidad, así también se ha hecho variar el significado de esa voz regionalismo, presentándola unos y otros, ora como doctrina revolucionaria, separatista y disolvente, ora como medio único de reconstituir las patrias, inacabables y legendarias energías, que hoy aparecen como apagadas y adormecidas...
Los Hill dirían después que experimentaron los síntomas de un estado de conciencia alterado que había dejado sus mentes atontadas (o adormecidas), y que también sintieron una sensación de hormigueo (tingling) a través de sus cuerpos.
Las cepas de levadura de la masa madre son relativamente resistentes a las bajas temperaturas (más que las de la levadura comercial) por eso se pueden almacenar “vivas” alimentándolas con harina y agua; o bien en estado pasivo, adormecidas a bajas temperaturas, por ejemplo en la nevera (siempre sobre cero).
Contribuyeron al desarrollo económico de los años 1960, especialmente en Provenza y en Languedoc-Rosellón, ciudades anteriormente adormecidas conocieron un impulso económico que contribuyó a su dinamismo actual (Montpellier, Perpiñán, Niza, y particularme Marsella).
En cambio el Dr Hildebrandt (que recibió el tratamiento tras Bier) se convirtió en el primer beneficiario de anestesia espinal que se logró utilizando cocaína. Después de la inyección, el Dr Hildebrandt sintió sus piernas adormecidas.