ametralladora


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para ametralladora

metralleta

Sinónimos

  • metralleta
Ejemplos ?
Una vez volviendo de un interrogatorio (yo había ido, pero Delfino todavía no), cuando me tenía que encerrar en la celda, trajo a un suboficial, y le hizo apoyar el caño de la ametralladora en la puerta y le dio la orden de que si hablábamos tirara.
Secuestrado el pañol de armas, fusilados los jefes y ahorcados los sargentos, con diez hombres nos podemos apoderar de un cuartel de mil soldados siempre que tengamos una ametralladora.
Y, por supuesto, que el soldado también tenía una ametralladora colgada aquí (RISAS). Entonces cuando va él a tratar de quitarse la ametralladora para hacerle frente a la situación, ocurre que los otros se abalanzan sobre él —eran varios.
Señor Monner Sans: Si le hiciéramos caso a la gramática, tendrían que haberla respetado nuestros tatarabuelos, y en progresión retrogresiva, llegaríamos a la conclusión que, de haber respetado al idioma aquellos antepasados, nosotros, hombres de la radio y la ametralladora, hablaríamos todavía el idioma de las cavernas.
Diez hombres pueden atemorizar a una población de diez mil personas. Basta que tengan una ametralladora. Son once millones de habitantes.
Y en aquel instante Che, que todavía era médico, pidió tres o cuatro hombres, entre ellos un hombre con un fusil ametralladora, y en cuestión de segundos emprendió rápidamente la marcha para asumir la misión de ataque desde aquella dirección.
El fuego de ametralladora de la cofa del Huáscar nos cortó casi toda la maniobra de babor, perforó en varias partes la chimenea, como asimismo el blindaje de las cofas, quebró algunos vidrios de cubichete i atravesaron También algunos botes.
Esta tarde, antes de que cierren las puertas de la ciudad, ellos saldrán, los dos desnudos, montados en su borriquito con una ametralladora de contrabando.
Acudid vosotros del centro... Gaitán, enfronta la ametralladora hacia el comienzo de la picada en el bosque... Y haz fuego sin cesar...
Recuerdo un día, calculando unas tablas de un manual logístico, son manuales que tienen muchos años y unas fórmulas para calcular, por ejemplo, Darío, suponte que tú eres comandante de una División de Infantería y estás planificando para un ataque a una posición, entonces la tabla te dice cuánta munición necesitas para el primer día, para el segundo día, para el tercer día en función de cómo es el tipo de ataque, si es contra una posición fortificada, contra una posición improvisada, etcétera. Entonces te da la tabla por armas: cañón 106, ametralladora tal.
Y no te extrañes, teniente, si es una ametralladora pesada. El teniente Levil se aleja de la puerta de Bab el Estha, sonriendo escépticamente.
El contraalmirante Azueta, jefe de la flota mexicana, oficial de la Legión de Honor, quien había organizado la defensa de los jóvenes alumnos, les ordena ahora la retirada; pero, para que eso sea posible, dos de ellos deben permanecer en su puesto y operar la ametralladora.