anochecer


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo
  • verbo
  • locución

Sinónimos para anochecer

oscurecer

Sinónimos

al anochecer

Sinónimos

  • al atardecer
  • al avemaría

Sinónimos para anochecer

Ejemplos ?
El campo cada vez se hizo más árido y triste, y al anochecer divisó entre sombras y desnudas rocas una mole más negra que ambas, que era la torre en que moraba la bruja.
Como esperábamos, los facciosos nos atacaron al siguiente día. La acción fué muy sangrienta, y duró desde las tres de la tarde hasta el anochecer.
Corría la madre de un lado para otro empaquetando cosas y más cosas; al anochecer, el padre iría a la ciudad a ver a su hijo por última vez antes de su partida, y a llevarle el último saludo de la madre.
Sin embargo, no me siento autorizado para juzgar a fondo, ya que cuando llegamos era de noche, y en las casas norteamericanas, aun en las más elegantes, no se encienden las luces mientras dura el calor del verano, pasado el anochecer.
Entonces me resignaba a esperar las palabras que me vendrían de aquel mundo, casi mudo, de espaldas a mí y deslizándose con el esfuerzo de mis manos doloridas. Una tarde, poco antes del anochecer, tuve la sospecha de que el marido de la señora Margarita estaría enterrado en la isla.
Anduvo y anduvo mucho tiempo, camina que caminarás. Tras anochecer, a la medianoche, se encontró en lo más profundo de un gran bosque.
Todas las tardes venía después de traspuesto el sol, y a Dios llorando pedía la vuelta del español, y el español no volvía. Y siempre al anochecer, sin dueña y sin escudero, en un manto una mujer el campo salía a ver al alto del Miradero.
En los campos, las mieses ondeaban como el mar; en los ribazos crecían flores rojas y amarillas, y en los setos prosperaba el lúpulo silvestre y la florida enredadera. Al anochecer se remontó la luna, grande y redonda; los montones de heno de los prados esparcían su agradable fragancia.
Los locales deberán estar totalmente protegidos contra la humedad, suficientemente alumbrados y calientes, especialmente entre el anochecer y la extinción de las luces.
Díjome Julia que el Rey determinado dispone, o que me entre en un convento o que dé la mano al Conde, y que esta tarde vendría su gente por mí, con orden de ejecutar este intento; que con mi ausencia lo estorbe; que ella, ausente yo, daría traza como no se logre el intento de Mauricio. Aprobélo, tomé el coche, y solas Inés y yo nos fuimos al Soto, donde un escudero de Julia al anochecer llamóme.
Toda clase de operarios entraban y salían sin cesar, y mujeres jóvenes, envueltas en pieles baratas, arrebujadas en largos abrigos de paño, se reunían allí al anochecer; de las tiendas venían géneros: una instalación complicadísima se realizaba, en una sala que solía estar cerrada siempre, y a las altas horas, el vecindario creía escuchar cantos, músicas, que contrastaban con el silencio habitual de una morada que las tristezas de la enfermedad de Fernandito habían asombrado y entenebrecido siempre.
Éste se abrió como por encanto y el hombre quedó convertido en una pequeña nave cósmica que a velocidad increíble se perdió entre las sombras de aquel anochecer.