arrear


También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para arrear

sacudir

Sinónimos

Ejemplos ?
5° Los caciques se obligan a la devolución de las haciendas que se llevaron y existen de esta parte de las sierras. El cacique Tacumán se encargará de arrear dichos animales hasta la estancia de Miraflores.
Algunos días para acabar los preparativos, vender algunas cosas que estorbarían, en el viaje, comprar ropa y provisiones, arreglar las cuentas con el pulpero, herrar los terneros y los potrillos orejanos, embalar los cachivaches, contratar algunos peones que ayudarán a juntar los animales dispersos en la vecindad, y a arrear la hacienda; y una buena mañana, estando ya más o menos todo listo, empezó la jornada.
Puede ser que si hubieran sido extranjeros, hubieran dejado los caballos a un lado; pero siendo criollos, todos, lo primero que hicieron fue de arrear, montados, la inmensa majada, amontonándola en la ribera, encerrándola cada vez más, haciéndola remolinear, revolcando los rebenques y desgañitándose a gritos.
A Paz sólo le quedaron los prisioneros entrerrianos de Caaguazú y los milicianos de Paraná. Por su parte, Rivera se dedicó a arrear todo el ganado que encontró hacia Uruguay.
Spearman y Waite se deciden a abandonar el negocio del ganado para hacerse cargo de la cantina de Harmonville, pero no antes de ir a arrear su ganado a las grandes llanuras una vez más.;Inspiración Kevin Costner creció leyendo novelas de vaqueros de Lauran Paine y Open Range se basa en la clásica de Paine, “Los hombres open range”.
Etimológicamente, el término arriero proviene de la palabra española arrear, que significa «estimular a las bestias para que echen a andar, para que sigan caminando o para que aviven el paso»; esta palabra, a su vez, proviene del vulgar 'arre', interjección utilizada en muchas regiones para tales fines.
Los oficiales orientales se dedicaron a arrear ganado desde Río Grande del Sur hacia la Provincia Oriental, de modo de recomponer los ganados de ese territorio, que habían sido saqueados durante y después de la invasión de 1816-1820.
Ansioso de probarle a Páez y Bolívar que servía para algo más que arrear ganado, un año después de su incorporación tomó parte en La batalla de Las Queseras del Medio, en la cual con la sencilla táctica de cargar y simular la huida nada más chocar con el enemigo, 153 lanceros al mando de José Antonio Páez hicieron que unos 1.200 soldados de caballería realistas los persiguieran por la sabana sin darse cuenta de que estaban quedando separados del cuerpo principal del ejército de Pablo Morillo; entonces, tras una súbita orden de Páez «¡Vuelvan caras!»–, la pequeña fuerza dio media vuelta y aniquilo lo más notable de la caballería realista.
Los indígenas habían montado un estrecho cerco de pequeños grupos familiares cuya única finalidad era mantener vigilia sobre potreros y aguadas, de los que podían arrear con facilidad el ganado.
Podemos encontrarlas como fonemas en algunos lenguajes africanos como las lenguas joisanas, pero en la mayoría de los idiomas se emplean de forma extralingüística, por ejemplo, el sonido que se emplea para arrear a los caballos.
Es gentil y protector de los niños aunque debido a su fuerte instinto de pastoreo podría tratar de arrear a los niños, pero eso puede ser controlado a través de entrenamiento y reforzamiento positivos.
A mediados de julio Corrêia da Câmara otorgó patentes de corso, para asaltar los establecimientos españoles y arrear su ganado, a Manoel dos Santos Pedroso (el fazendeiro Maneco Pedroso) y a José Borges do Canto.