asustar

(redireccionado de asustados)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para asustar

horrorizar

Sinónimos

Sinónimos para asustar

atemorizar

Ejemplos ?
A partir de entonces, Ammi mostró un mayor respeto por las historias que contaba Nahum, y se preguntó por qué los perros de Gardner parecían estar tan asustados y temblorosos cada mariana.
Los carrizos parecían aplastados en torno, y se advertían huellas de pisadas de una persona; cruzaban la duna y desparecían luego al llegar a un rompiente de rocas. Mi madre y yo nos mirábamos, asustados de lo que leíamos en nuestros rostros...
La corte, antes albergue de bardos de arquiler, mira con ojos asustados a los bardos modernos, que aunque a veces arriendan la lira, no la alquilan ya por siempre, y aun suelen no alquilarla.
abía cerrado la noche, glacial y tranquila. Las estrellas titilaban aún, palpitantes, como corazones asustados. No nevaba ya: una película de cristal se tendía sobre la nieve compacta que cubría la tierra.
Tronando de un modo espantoso, despidió un ardiente rayo para que cayera en el suelo delante de los caballos de Diomedes; el azufre encendido produjo una terrible llama; los corceles, asustados, acurrucáronse debajo del carro; las lustrosas riendas cayeron de las manos de Néstor, y éste, con miedo en el corazón, dijo a Diomedes: —¡Tidida!
- Yo quiero ser doctor de perros,- dijo otro,- porque hay muchos perros enfermos y asustados, porque hay un señor, en la otra calle, que mata perros y los hace cinturones y billeteras, para vender...
Fue entonces cuando apareció algo espantoso: ¾¡Satanás! ¾ Gritaron todos asustados y haciendo grandilocuentes reverencias. ¾¿Para qué me habéis llamado, fastidiosos idiotas?
Los chicos quedaron francamente asustados y tiraron inmediatamente el animal, de modo que por la comarca sólo circuló la grotesca historia que los mismos chicos contaron.
Mientras andaba apresuradamente vi a mi derecha los derruidos restos de una casa de labor, y la negra boca de un pozo abandonado cuyos estancados vapores adquirían un extraño matiz al ser bañados por la luz del sol. El desolado espectáculo hizo que no roe maravillara ya de los asustados susurros de los moradores de Arkham.
Los asombrados espectadores decidieron que no valía la pena esperar a que volviera a salir la luna para comprobar los efectos de aquel cataclismo en la granja de Nahum. Demasiado asustados incluso para aventurar alguna teoría, los siete hombres regresaron a Arkham por el camino del Norte.
Los chicos quedaron francamente asustados y tiraron inmediatamente el animal, de modo que por la comarca sólo circulo la grotesca historia que los mismos chicos contaron.
¡Figuraos cómo se quedaría el bueno de maestro Cereza! Sus ojos asustados recorrieron la estancia para ver de dónde podía salir aquella vocecita, y no vió a nadie.