asustar

(redireccionado de asuste)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con asuste: asustar
  • all
  • verbo

Sinónimos para asustar

horrorizar

Sinónimos

Sinónimos para asustar

atemorizar

Ejemplos ?
Pero si hay algo que me asuste más que una mujer, es una señora, y, sobre todo, una señora inocente y sensible, con ojos de paloma y labios de rosicler, con talle de serpiente del Paraíso y voz de sirena engañadora, con manecitas blancas como azucenas que oculten garras de tigre, y lágrimas de cocodrilo capaces de engañar y perder a todos los santos de la corte celestial...
Tembloroso, el caballo del matador, olfateaba la tragedia: pero fue tranquilizado por las palabras sarcásticas: —No se asuste, amigo, que ese ya no ofiende a naides.
Cierta noche en que, farolillo en mano, desempeñaba sus funciones de vigilancia una monjita de almidonada y limpia toca sobre rostro de ángel, creyó ver un bulto que se recataba tras de una pilastra, y alarmada dio la voz de:— ¿Quién está ahí?... —No se asuste, madrecita.
Lo conozco..., inútil fuera llamar al médico... Llamaremos al confesor..., ¡eso sí!..., aunque se asuste mi pobre hija... Pero será cuando usted y yo acabemos de hablar...
porque sus palabras parecían un filtro de melodrama... Pero, francamente, llega usted tarde. Otro ha corrido más. No se asuste usted... Su rival... es un libro.
No se asuste tanto del anarquismo; consuélese con la certidumbre de que los anarquistas parecerán algún día anticuados y demasiado tímidos.
Es más fácil ser dogmático que negociador, ser intolerante que tolerante; es más fácil dividir que juntar. Que el compromiso no asuste.
-exclamó mi tía en un murmullo de terror y apretándome el brazo-. ¡No sé qué hacer! -No se asuste, tía; no merece la pena que se asuste. Entre en una tienda, y yo me encargo de ese individuo.
¡Y tú comienza a saludar con risa a los híspidos padres, prole infante, para los áureos días elegida! Ni te asuste el negrear de su semblante.
Y cuando ella emprendió el camino de su casa, él echó detrás, como si hiciese la cosa más natural del mundo, y hasta emparejó con ella, murmurando: -No se asuste...
?Mandinga es capaz de dar Diez güetas a medio mundo. El Diablo volvió a decir: "Mi dotor, no se me asuste, Ordenemé en lo que guste, Pida lo que ha de pedir.
¡Y tú comienza a saludar con risa A los híspidos padres, prole infante, Para los áureos días elegida! Ni te asuste el negrear de su semblante.