atávico

(redireccionado de atávica)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con atávica: atávico
  • adjetivo

Sinónimos para atávico

tradicional

Ejemplos ?
Su consagración del mito deriva de la idea según la cual en la infancia se crean mitos y símbolos que forman una especie de memoria atávica.
egla de teratología del dimorfismo sexual: Malformaciones de tener la naturaleza "atávica" aparecen con más frecuencia en las mujeres, y que tiene un carácter "futurista" (buscar), el macho.
Clasificación de las anomalías congénitas en el "atávica" (reembolsos o desarrollo parada) y "futurista" (en busca de nuevas formas) puede, en algunos casos se remonta al dimorfismo sexual se predice la teoría de la evolución por las tendencias generales del piso.
Carlos Marx tenía que pertenecer al pueblo errante. Necesitaba esa hechura racial, o atávica telaraña para tejer sus populares desvaríos»?.
Por lo tanto, la aparición de los tres riñones puede, en cierto sentido, ser considerado como tendencia "atávica" y un riñón -como "futurista".
En el Tanaj de los judíos, también llamado Antiguo Testamento por los cristianos, Dios ordena que todo niño sea circuncidado a los 8 días de vida. Las comunidades judías más ortodoxas de la actualidad continúan practicando esa costumbre atávica.
El indalo dio su nombre al un movimiento pictórico, artístico e intelectual de los indalianos quienes, con Jesús de Perceval y Eugenio d'Ors a la cabeza, sentían una atávica atracción por la población de Mojácar y sus habitantes.
La contrapartida son las consiguientes talas masivas en las sierras de Gádor y Almagrera, que iría agravándose durante los siglos siguientes y contribuiría de manera importante a deforestación que sufre hoy todo nuestro territorio (a esto se deben las talas y la sequedad atávica de la provincia, y no a la necesidad de madera para construir la Armada Invencible, como se suele contar en Almería).
La contrapartida son las consiguientes talas masivas en las sierras de Gádor y Almagrera, que iría agravándose durante los siglos siguientes y contribuiría de manera importante a deforestación que sufre hoy todo el territorio (a esto se deben las talas y la sequedad atávica de la pcia, y no a la necesidad de madera para construir la Armada Invencible, como se suele contar en Almería).
Se desconoce el origen de este personaje, pero se trata sin duda del personaje del carnaval rural vasco con una carga más violenta y atávica.
Con ello marcaba su diferencia con la postura de Jorge Abelardo Ramos, Rodolfo Puiggrós o Rodolfo Ortega Peña, que expresaban a la vez una crítica del rosismo —entendido como una versión atenuada del centralismo del puerto— y un fuerte temor a la raigambre atávica del nacionalismo tradicionalista, en el que veían no pocos rasgos del fascismo.
Para el autor "ningún sistema puede ser vital y liberar realmente a la humanidad de la atávica servidumbre, si no es fruto de una libre evolución".