atareado


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para atareado

ocupado

Sinónimos

atrafagado

Sinónimos

Ejemplos ?
Stirloni, atareado, andaba del mostrador a la cocina, de la cocina al patio, con toda la apariencia de un hombre que tiene la fortuna segura, pero que la tiene que merecer por su trabajo, y glorioso, hinchado, todo colorado, le sopló al oído a don Pedro: -¡El sobrino del gobernador!
Allí fue encontrado por la delegación del Senado, atareado con la excavación de una zanja o en la labranza, en todo caso, como se conviene en general, dedicado a la agricultura.
No he dado a encuadernar el libro consabido, porque como lo quieres lujoso y preciosamente encuadernado, y aquí no hay más que uno que lo sepa hacer, está muy atareado, sobre llevar muy caro, y así es cosa larga.
Es típico observar en muchos dispositivos al personal técnico demasiado atareado gestionanado medios en el Puesto de Mando, cuyo gracioso símil sería el de un “hombre orquesta” (toca muchos instrumentos a la vez).
Aunque Victoriano Huerta objetó oficialmente la ocupación, estando tan atareado con la Revolución mexicana no la enfrentó activamente.
Sus obras más famosas son las comedias El indeciso (1722), Henrik y Pernille (1724), Jeppe el Montañés, El politicastro, Erasmo Montanus, La cámara de la parturienta y El atareado.
Planear una asamblea que representara a todos los hombres era como fijar el número exacto de los arquetipos platónicos, enigma que ha atareado durante siglos la perplejidad de los pensadores.
En su libro Called to Serve (Llamados para servir, aún no publicado en español), Gritz detalla su papel como un importante empleado del Gobierno estadounidense atareado con proteger la relación de EE.UU.
Tamako ama a todos los demás tenderos como si fueran de su familia por lo que es muy querida por mucha gente. Todos los días son atareados en el distrito pero el día más atareado es el último día del año.
En su infancia fue atareado lector en todos los puestos de alquiler de revistas de la ciudad; prolífico en la literatura epistolar, escribió más de mil cartas a sus familiares y amigos desde los 12 hasta los 18 años de edad.
Pasó por Holanda y Alemania y alcanzó Constantinopla, donde, mientras estaba detenido por la guerra en Siria, pintó un retrato del joven sultán. Luego se embarcó hacia Esmirna y viajó a Jerusalén, donde permaneció unas cinco semanas muy atareado.
A pesar de ello, las tres principales clases de dispensacionalismo —el Apocalíptico (preocupado por el Fin de los Tiempos, el Mesiánico (atareado evangelizando judíos para Jesús), y el Político (empleando medios políticos para defender y bendecir a Israel)— comparten los mismos postulados: compromiso con la literalidad bíblica, una escatología futurista y la restitución de los judíos a Palestina.