atropelladamente


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adverbio

Sinónimos para atropelladamente

a mata caballo

Sinónimos

Sinónimos para atropelladamente

a tontas y a locas

Sinónimos

Ejemplos ?
1915 – El primer disparo de la Primera Guerra Mundial se le atribuye al teniente Teofilo Marxuach, nativo de Arroyo, Puerto Rico y miembro del Regimiento de Infantería de Puerto Rico cuando abre fuego desde El Morro contra el buque alemán Odenwald que trataba de salir atropelladamente del puerto al conocerse el estado de guerra entre Alemania y los Estados Unidos.
Pues, llevado por mi vigilante fraternidad, de un salto llegábame a él, y le susurraba al oído atropelladamente: "¡Tenga usted cuidado!"...
Fermín sobornó al tiempo y se las compuso de modo que pasó atropelladamente por la infancia, por la adolescencia y por la primera juventud, para ser cuanto antes un hombre en el pleno uso de sus derechos civiles; y en cuanto se vio mayor de edad, se puso a pensar si tendría él algo que reclamar por el beneficio de la restitución in integrum.
Un ratoncito, tan grande como un dedo meñique, que se escapó por el salón. El hombre y la mujer se arrojaron atropelladamente al suelo para intentar atrapar al animalito.
Esto duró hasta que se oyó el repiqueteo de la campanilla; porque entonces, los chicuelos rompieron la humana valla que a duras penas habían atravesado para ver al caballero más de cerca, los viejos apagaron sus pipas, los jóvenes restregaron el fuego de sus cigarros contra el poste más inmediato y se guardaron las puntas en el bolsillo del chaleco, los que tenían la chaqueta tirada sobre los hombros se la vistieron, y todos corrieron al templo atropelladamente para llegar a él antes que el párroco pisara las gradas del altar.
El agua tembloteaba en el vaso; pero más tembló este en manos de Augusto, que se lo bebió de un trago, atropelladamente, vertiéndosele agua por la barba, y sin quitar en tanto sus ojos de los ojos de Eugenia.
Era el hermano mayor, que años corridos, volvía. Salimos atropelladamente gritando: –¡Roberto, Roberto! Entró el viajero al empedrado patio donde el ñorbo y la campanilla enredábanse en las columnas como venas en un brazo y descendió en los de todos nosotros.
Cuando hayan leído estas páginas atropelladamente garabateadas, quizá se hagan idea -aunque no del todo- de por qué tengo que buscar el olvido o la muerte.
no me quieren por mis niños... dicen que son muchos... —habló atropelladamente. —¡Lo siento! No tiene por qué contarme su vida...
Al insistirle, contestó atropelladamente que los sacerdotes italianos prevenían a todo el mundo contra dicho templo, y afirmaban que una maldad monstruosa había habitado allí en tiempos, y había dejado su huella indeleble.
¡Estábamos ofendiendo la memoria gloriosa de Sofías! Me despedí atropelladamente, con propósito de no volver más allí; ¡nunca, nunca!
Las animaban aun mas los buenos efectos que produxeron sus primeras providencias, con especialidad en los ramos de Marina y Hacienda; pero la envidia, que habia seguido á Campillo desde los umbrales de su fortuna ya que no pudo estorbar su rápida carrera, tuvo modo de entorpecer la execucion de muchos de sus proyectos: desconcertó otros; y por último, viéndole aun así favorecido de su Soberano con la Encomienda de la Oliva, y otras gracias, no satisfizo su furor hasta precipitarle en el sepulcro. Murió atropelladamente en Madrid el año de 1743, á los dos de su Ministerio, y quando era mas preciosa su vida.