avutarda


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para avutarda

avetarda

Sinónimos

Ejemplos ?
La avutarda (Otis tarda) frecuenta las llanuras despejadas con cultivos de secano; es de gran tamaño y tiene la cabeza y cuello grisáceos y el dorso pardo.
Era la avutarda de las llanuras, una gallinácea gigantesca que murmuraba, moviendo la garganta con visibles agitaciones, un grito que parecía una palabra y que, traducida a la fonética española, parecía decir: «¡Más, más!...» ¿Era que la avutarda no se contentaba nunca con el alimento conseguido?...
Sólo la avutarda manifestó que, interesada, por hallarse su imagen en el escudo de armas del reino, haría un reconocimiento y volvería.
Explicó, cantando, que para conseguir el Príncipe lo que deseaba, debía ocultarse en un bosque junto al lago que había inmediato al castillo; que cuando se bañase la hija del gobernador de la fortaleza, la robase los vestidos, y no se los devolviese hasta que la viese muy apurada. La avutarda, que por lo ligera y servicial debía llamarse avelista, se ofreció de guía.
Humboldt ha dicho que en los gritos de los animales suenan los instintos de cada especie. La avutarda se alejó muy despacio. Fue el único de los bichos hasta entonces presentados, que tuvo miedo al hijo de Adán, porque, al descubrir a Próspero, rompió en raudo vuelo: una tempestad de plumas recias que producían un rumor semejante al de un carrito veloz, conducido al galope de un caballo.
El Príncipe se agarró a la cola, y en un dos por tres llegaron al bosque, y se escondieron, mientras la hija del señor del castillo, niña preciosa de quince años, se metía en el agua, despojándose de su túnica de tisú de oro. Cuando se la quiso poner, no la encontró; la avutarda, revoloteando, se la había quitado y llevado al Príncipe.
Es un paraje de singular belleza ofreciendo un paisaje llano, y de escasa vegetación, compuesto de herbazales esteparios y dehesa, constituyendo el hábitat natural de ciertas aves como la avutarda.
El cóndor de los Andes es el ave voladora viva más grande, con 1,3 m de alto, 3,3 de envergadura, y hasta 12 kg de peso. La avutarda es el ave voladora más pesada del mundo, pudiendo alcanzar los 16 kg de peso.
En muchos casos, es la primera vez que estas personas ven en libertad a aves como: el buitre negro, el águila real, la avutarda, etc.
Por su importancia ornitológica está en pleno corazón de la ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) de "Tierra de Campiñas", una de las más grandes de Europa, por su riqueza en aves esteparias como la avutarda.
Archivo: Chlamydotis undulata -Lanzarote, Canary Islands, Spain-Crop.jpg Avutarda Archivo: Pájara - Carretera Punto de Jandía - Euphorbia handiensis 27 ies.jpg Cardón de Jandía En el momento de la conquista, la isla estaba dividida en dos reinos aborígenes, unos seguidores del rey Guize y otros de Ayoze.
Las aves esteparias están representadas por una colonia muy diversa entre las que destacan las siguientes especies: la avutarda, casi desaparecida; sisón, en la Bardenas hay unas veinte parejas; alcaraván, muy abundante; alondra de Dupont, hay unas 250 parejas; terrera marismeña; la alondra común; Collalba gris; Cogujada montesina, Curruca tomillera, Collalba rubia, terrera común, cogujada común, bisbita campestre y collalba negra.