Ejemplos ?
12 Y después de la transmigración de Babilonia, Jechônías engendró á Salathiel: y Salathiel engendró á Zorobabel: 13 Y Zorobabel engendró á Abiud: y Abiud engendró á Eliachîm: y Eliachîm engendró á Azor: 14 Y Azor engendró á Sadoc: y Sadoc engendró á Achîm: y Achîm engendró á Eliud: 15 Y Eliud engendró á Eleazar: y Eleazar engendró á Mathán: y Mathán engendró á Jacob: 16 Y Jacob engendró á José, marido de María, de la cual nació Jesús, el cual es llamado el Cristo.
12 Y estas son de las que no comeréis: el águila, y el azor, y el esmerejón, 13 Y el ixio, y el buitre, y el milano según su especie, 14 Y todo cuervo según su especie, 15 Y el búho, y la lechuza, y el cuclillo, y el halcón según su especie, 16 Y el herodión, y el cisne, y el ibis, 17 Y el somormujo, y el calamón, y el corvejón, 18 Y la cigüeña, y la garza según su especie, y la abubilla, y el murciélago.
A los tres días, pocas horas antes de expirar el plazo, después de reposar en Oviedo y de aprestarse para el combate, sonaron las trompetas y entró en el palenque el Caballero del Azor, con la visera calada y la lanza en la cuja.
Se declara por necio de tres suelas y por hueco a lo de pecho de azor, al que tiene medido el trecho de levantar la mano al quitar el sombrero a otro con la pausa que pulso de cuartanario en declinación, y va con cuidado tanteando por la geometría del desvanecimiento si hay uno o dos dedos de diferencia y dilación en el acometimiento del otro a él o dél al otro; a esto se le añade sobre su necedad o presunción el esmalte de malquisto y aborrecible y el ser estafermo y dominguillo de todo género de lenguas, a que él mismo se condena, débesele librar ejecutoria de necio, de descomedido y ocasionado.
-¡Qué! si es Murder ojo de azor -replicó el cazador de panteras. -Si no fuera un imposible -observó un joven sonorense-, diría que estoy viendo al jefe de las bandas navajoes, al terrible Tobahoa, el de las mil cabelleras...
Así yo corría, así a mí el fiero aquel me apremiaba como huir al azor, su pluma temblorosa, las palomas, 605 como suele el azor urgir a las trémulas palomas.
770 Al ser vista huye la ninfa, como aterrada del rubio lobo una cierva, y, a lo lejos sorprendida al haber dejado el lago, del azor el fluvial ánade.
Azor engendró a Sadoc; Sadoc engendró a Aquim; Aquim engendró a Eliud; 1.15. Eliud engendró a Eleazar; Eleazar engendró a Matán; Matán engendró a Jacob.
Voz arábiga que parece denotar cierta negativa o repulsa, acaso debe leerse ascot o ascut, que significa calla. Ascona. Azcona, lanza. Ascor (acaso astor). Azor, ave de rapiña. Asedo, da. Acedo, malo.
El gentío que rodeaba el palenque rompió en estrepitosas aclamaciones y vítores. El Caballero del Azor fue llevado en triunfo a palacio e introducido en la regia cámara.
El rey, informado de todo el suceso, ansiaba verle, y más lo ansiaba aún su noble y desventurada hermana, la infanta doña Ximena, que estaba con el rey en aquel momento. Caballero del Azor -dijo la infanta antes de que el rey hablase-, ¿por qué llevas un azor esmaltado en la rodela?
Ahora ved esta deliciosa cadencia de períodos: «Para ti enreda y trama el gusano hilador de la seda: para ti lleva hojas y fruto el árbol hermoso: para ti fructifica la viña: el vellón de lana que cría la oveja, beneficio tuyo es: la leche y los cueros y la carne que cría la vaca, beneficio tuyo es: las uñas y las armas que tiene el azor para cazar, beneficio tuyo es».