batallón

(redireccionado de batallones)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con batallones: regimiento
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • nombre

Sinónimos para batallón

escuadrón

grupo

Sinónimos

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
Entonces, el ejército no va a estar ni cerca de las ciudades. Los batallones del nuevo ejército de la república tienen que estar en las montañas siempre, nada de campamentos en las ciudades.
Ahora se pelean ellos solos por preponderancias personales, pero como João Francisco no tarda en poner coto a esas rencillas se quedan sin asunto, y entonces la emprenden contra los jefes y oficiales de los batallones allí destacados por el gobierno central del Brasil y empleados de reparticiones nacionales, como la de aduanas.
Una de ellas que corrobora en nuestra aseveración es ésta: que lejos de reforzar nuestras fronteras y defender a sus poblaciones con los mejores cuerpos de línea existentes, sólo se enviaron los batallones "Cayambe", "Montecristi", "General Córdova" y un resto del Cuerpo de la Artillería "Mariscal Sucre", que ascendían a 3.000 hombres, inclusive pequeñas guarniciones de carabineros recogidos en diferentes localidades.
Noticias las mas lisonjeras del estado politico de las provicias del alto Perù, y de los progresos de la revolucion en el reyno de Nueva España, y en las cercanias de Lima: el arribo à nuestras costas de un lucido armamento en los instantes, en que los enemigos redoblaban toda su vigilancia, para estrechar el bloqueo de nuestros puertos; el anuncio, de que la còrte del Brasil, reflecîonando sobre sus verdaderso ìnterèses, habia despachado á esta capital un plenipotenciario con el objeto de restablecer nuestras relaciones amistosas sobre bases fixas, y permanentes, mandando retrar su exèrcicito á las fronteras de su territorio: las marchas rapidas de nuestros batallones...
Por si tal sucede, me apresuro a enviar la enhorabuena al segundo cubano, ya que el primero quiere serlo el general Dulce, según propia confesión en su inolvidable brindis de antaño, al hallarse entre la gente a quien su posición, más tal vez que sus ideas, obliga a perseguir con las balas de sus batallones y los salvoconductos de su puño y letra.
Si no hubiera sido por la actitud enérgica y decisiva de las unidades que guarnecían la frontera, y especialmente por su Jefe, el Comandante Segundo Ortiz, la entrega se hubiera realizado en ese mismo tiempo Durante el año de 1.941, desde la ciudad de La Paz (Bolivia) comunican el movimiento de varios batallones hacia la frontera norte.
Esta palabra se deriva de moderación, que en correcto castellano significa «templanza en las acciones políticas y morales». Pues bien, con los batallones y las ametralladoras que mandó el gobierno a Bilbao, ¿a quién pretendía infundir templanza?.
Herrera y Obes, siguen en las anotaciones del Coronel Lista correspondientes al 9 de marzo algunas otras sin interés para el caso y finalmente –cerrando el pliego del día-se transcribe allí esta “ADICIÓN” a la Orden General de la fecha: “Por disposición superior se restablece el serv.o de la línea exterior en el orden en que estaba antes que los Cuerpos Auxiliares (vale decir los extranjeros no alistados en los Batallones de la Guardia Nacional) lo hicieran por 24 horas.
Antes de esa fecha, en cambio, puede verificarse por el documento en referencia que indistintamente todos los Batallones de la Guarnición –y desde luego el de los “VASCOS” con gran frecuencia – eran encargados de dicha tarea sin duda la más dura pero también la de mayor responsabilidad y confianza.
En Abril de este mismo año, desde la ciudad de la Paz (Bolivia) comunicaron la salida de varios batallones acantonados en el Cuzco y en Arequipa, con dirección a la frontera norte, presumiéndose que era con el fin de reforzar las guarniciones peruanas en la citada frontera.
este mismo mes y a-ño, el Corresponsal de "El Telégrafo" en Huaquillas, informó a su periódico la llegada a Túmbez del Estado Mayor peruano, con todos sus componentes; de los batallones que habían sido' situados en las poblaciones fronterizas, cuyo total ascendía a 13.000 hombres, y de los elementos con que contaba para el ataque.
Y como ya no es un cura el que pasa, sino dos pueblos armados, alguno de los de los cintajos se echa a la calle al frente de sus batallones y la siembra de cadáveres; proeza que proporciona al espectador de afuera el placer de contemplar después algunos huéspedes nuevos alrededor de la cazuela.