beldad

(redireccionado de beldades)
También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • nombre

Sinónimos para beldad

belleza

Antónimos

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
A cuyo imperio süave, a cuya fuerza apacible no hay libertad que se exente, no hay exención que se libre. A tu beldad las beldades desconocidas se rinden, desde las que el Tetis beben, hasta las que el Ganges viven.
A vosotros pertenece el corregir la obra de nuestros primeros Legisladores; yo querría decir que a vosotros toca cubrir una parte de la belleza que contiene nuestro Código Político; porque no todos los corazones están formados para amar a todas las beldades; ni todos los ojos son capaces de soportar la luz celestial de la perfección.
creciendo entre carteles de la oferta que promete hipotecas a la vida tras los ojos de una harpía perfecta y que embute satisfecha sus beldades impostadas y hace sexis sus bocanas estiradas con sabor a menta.
Amor, tú consolaste la humanidad; tú su deshecho llanto piadoso le enjugaste, trocando en alegría su quebranto. Tú las cuatro Beldades formaste a hermosear mi patrio suelo; la belleza les diste de deidades moradoras del Cielo.
El hombre, elegante, robusto y fuerte, tenía el derecho De mostrarse orgulloso de las beldades que le llamaban su rey; ¡Frutos puros de todo ultraje y vírgenes de grietas, Cuya carne lisa y firme atraía las mordeduras!
Monte Himeto peregrinado por los poetas, heroico golfo de Salamina... queridas beldades muertas... Y el fraile hacía crujir las cuentas de su rosario cristiano.
«Si copia fiel de la hermosura, vuestra, sol cuya luz ni leve nube empaña, hecha por mano primorosa y diestra, llevado hubiera a la feliz España la más divina y portentosa muestra de la tierra gentil que el Rímac baña, y las beldades mágicas que cría ¡esta nueva mejor Andalucía!
Seis años, ¡oh cuán eternos!, Vargas por tierras distintas huyó infelice, luchando del Destino con las iras, sin encontrar de consuelo ni de esperanza mezquina, un solo sueño de noche, un solo rayo de día. Las extranjeras beldades estatuas le parecían; las ciudades opulentas que el orbe orgulloso admira, desiertos...
Lo primero que lamenta un hombre honrado en Mabille, al ver aquellas beldades, hez de la sociedad, verdaderos sepulcros blanqueados, entregarse a los más repugnantes alardes de impudor, entre las frenéticas dislocaciones del obsceno cancán, es que a tanto y tan asqueroso vicio se haya erigido un templo tan hermoso; y como consecuencia de tan oportuna lamentación, échase uno a considerar lo que aquello sería y el apacible deleite que ofreciera si, en lugar de las turbas de impúdicas artificiales bellezas que se subastan allí, haciendo, para lograrlos mejor, una repugnante gimnasia, lo poblaran mujeres honradas y de buena educación.
no son ya sino una memoria, un eco lejano de las beldades que los llevaron: Espiritual, picante, y con toda la sal del Ática es la de las lindas amigas que sentadas en corro al lado mío, platican sobre las cosas más halagüeñas de la vida, en tanto que yo escribo lúgubres frases.
20 Luego resurgen tamaños clarores que fieren la nuve, dexándola enxuta, en partes pequeñas así resoluta que toda la fazen bolar en vapores; e resta en el medio, cubierta de flores, una donzella tan mucho fermosa que ante su gesto es loco quien osa otras beldades loar de mayores.
111 »Mas otras razones más justas convocan los coraçones a las amistades: virtudes e vidas en conformidades, e sobre todo beldades provocan, e delectaciones a muchos advocan, e quando los dones son bien resçebidos, o por linage naçer escogidos, o dulçes palabras allí donde tocan.