benedictino

(redireccionado de benedictinos)
También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • adjetivo

Sinónimos para benedictino

benito

Sinónimos

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
Cuando el reino de Navarra cambia de casa monárquica con Teobaldo I, de la casa francesa de Champaña, con influencia de los monjes cistercienses, que van supliendo la decadencia de los Benedictinos del Cluny, al que Leyre había estado sumado junto con otros monasterios del Pirineo, se concreta el cambio de regencia.
Va a determinar el estilo riojano, galaico y asturiano del XI y XII. Este papel arquitectónico es más evolucionado que lo lombardo y va a ser los clérigos benedictinos los que lo introducen.
Fuese como fuese, a sus manos confié poco después al prior de los benedictinos, quien venía de cuando en cuando a visitarme y por lo común se divertía con Eugénie.
Hará ya mucho más de mil años, había en lo más esquivo y fragoso de los Pirineos una espléndida abadía de benedictinos. El abad Eulogio pasaba por un prodigio de virtud y de ciencia.
De la orden de Alcántara sólo sé que la investidura se efectuaba en la iglesia de Monserrate, en cuyo conventillo vivían los padres benedictinos, o en la capilla del Barranco.
En la última edicion de San Agustín se ha suprimido esta fábula. Yo me refiero á los reverendos padres benedictinos sobre si era necesario suprimir ó no este pedazo, que es curioso.
Y dejando a un lado la familia dominicana, que con derecho indisputable se gloria de este su sumo Doctor, están obligados a esta ley los Benedictinos, los Carmelitas, los Agustinos, los Jesuitas y otras muchas órdenes sagradas, como los estatutos de cada una nos lo manifiestan.
Dicha Vulgata, que, «recomendada por el largo uso de tantos siglos en la Iglesia», el concilio Tridennno declaró había de ser tenida por auténtica y usada en la enseñanza y en la oración, esperamos ver pronto, si el Señor benignísimo nos concediere la gracia de esta luz, enmendada y restituida a la fe de sus mejores códices; y no dudamos que de este arduo y laborioso esfuerzo, providentemente encomendado a los Padres Benedictinos por nuestro predecesor Pío X, de feliz memoria, se han de seguir nuevas ventajas para la inteligencia de las Escrituras.
El buen Calmet, o Don Calmet (porque los benedictinos quieren que se les llame Don), este cándido comentador de tantos desvaríos y de tantas necedades, este hombre que su simplicidad ha hecho tan útil para el que quiera reírse de las antiguas tonterías, refiere fielmente las opiniones de los que han querido adivinar la enfermedad de Job, como si Job hubiera sido un personaje verdadero.
Escolapios; San Esteban de Salamanca, á los Dominicos; Santo Domingo de Silos, á los Benedictinos; San Zoil de Carrión y Santa María de Veruela, á los Jesuitas, y á otros religiosos otras construcciones.
Mañana a la última hora del día os aguardo más allá de las ruinas del convento de benedictinos a la vera del encinar que costea el camino del puerto.
Entonces el padre Anselmo continuó el relato de lo que le había sucedido con tanto detalle y tanta fluidez, con tal acento de veracidad, que el superior fue recuperando por fin alguno de sus recuerdos, y empezó a recordar el nombre de Jean de Chalençon que estaba tantas veces repitiendo el padre Anselmo: - Era ése, en efecto, el nombre del último prior de los benedictinos de Chaumont.