beocio

(redireccionado de beocias)
También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • adjetivo

Sinónimos para beocio

estúpido

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
La caballería que sus enemigos habían dispuesto en primera línea fue barrida y luego las líneas de infantería no pudieron resistir el empuje de las tropas de élite beocias, que deshicieron el frente y los pusieron en fuga.
C. Años más tarde, en la Guerra del Peloponeso era una de las ciudades beocias que lucharon contra los atenienses, en el año 424 a.
C. habían regresado y comenzaron a recuperar el control de algunas de las ciudades beocias. Bajo el mando de Tólmides, 1000 hoplitas y otras tropas de sus aliados, marcharon a Beocia para reconquistar las ciudades.
Pero Esparta prefirió instalar un gobierno aliado en Atenas y los exiliados atenienses, encabezados por Trasíbulo, encontraron entonces auxilio en Tebas y otras ciudades beocias, sobre todo por parte del tebano Ismenias.
Ratificó la alianza con la paz de Nicias (421 a. C.), que las ciudades beocias no firmaron, pero finalmente, con la paz de Antálcidas las ligas se disolvieron.
Para forzar a los tebanos a dejar independientes a las ciudades beocias, el rey espartano Cleómbroto I marchó con su ejército al norte de Beocia y ocupó el puerto de Creusis (en el golfo de Corinto).
Las ciudades beocias (Platea, Queronea, Tespias, Tanagra, Orcómeno, Lebadea y Haliarto) recibieron gobiernos oligárquicos hostiles a Tebas y favorables a Esparta; los espartanos establecieron una guarnición en Orcómeno y otra en Tespias, para controlar Beocia.
Su ubicación en el centro de Beocia y su capacidad militar, tendieron a elevarla a una posición de supremacía sobre las ciudades beocias.
Dicha guarnición probablemente fue retirada como una similar de Lárisa cuando Pelópidas a la cabeza de las fuerzas beocias solicitadas por los tesalios llegaron para liberar sus ciudades y abatir la tiranía de Alejandro de Feres.
En el bosque ponían trozos de carne cocida y observaban los pájaros que iban a comerla: cuando era un cuervo el que cogía el trozo de carne, observaban de qué árbol había sido y cortaban ese árbol para hacer catorce estatuas de madera, que llamaban «dédalos» y eran repartidas por suerte entre distintas ciudades beocias.
se desarrolla la más cruenta de las batallas, en la que Filipo II de Macedonia derrota a las fuerzas atenienses y beocias y, de este modo, se compromete la libertad de Grecia que queda bajo la influencia macedonia.
También ordenó que las ciudades beocias de Platea y Tespias, destruidas por Tebas en anteriores conflictos, fueran reconstruidas.
Heródoto, VIII, 22 Según Heródoto, el mensaje era el siguiente: Luego de la batalla de las Termópilas, el ejército persa incendió y saqueó las ciudades beocias que no se habían sometido al imperio, Platea y Tespias, y después marcharon sobre la evacuada Atenas.
Allí estableció una guarnición que fue retirada cuando Pelópidas a la cabeza de las fuerzas beocias solicitadas por los tesalios llegaron para liberar sus ciudades y abatir la tiranía de Alejandro de Feres.
Ante estos hechos, las tropas beocias, habiendo recibido refuerzos de 2.000 hoplitas corintios, de arqueros y honderos venidos del Golfo Maliaco, así como de una guarnición peloponesia procedente de Nisea que había sido evacuada y sometida por los megarenses, se deciden a atacar el campo ateniense del santuario.
Descubierto el proyecto, Sifas y Queronea ocupadas por las tropas beocias, estas mismas tropas unidas pues Hipócrates no ha invadido Beocia aún, los partidarios de la causa ateniense no pueden más que resignarse y no provocan ningún levantamiento para entregar como estaba previsto las ciudades.
Cuando a principios de noviembre del 424 a. C., Hipócrates alcanza Delio y se instala allí, las fuerzas beocias habían dejado ya Sifas y habían marchado sobre él.