besar


También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • verbo

Sinónimos para besar

besucar

Sinónimos

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para besar

Ejemplos ?
Hízolo así Cornelia, y con el sobresalto le salieron tales colores al rostro, que sobre el modo mortal la hermosearon. Pasmóse el duque cuando la vio, y ella, arrojándose a sus pies, se los quiso besar.
Su rostro reflejó vago inefable bienestar; sus facciones fueron serenándose, y algo ultraterreno brilló en su semblante, que iba adquiriendo aspecto de estatua yacente; fue a besar el escapulario, y sus brazos se negaron a acatar los imperativos de su voluntad; sus ojos, sus grandes ojos, parecían mirar algo sólo visible para ella, y de pronto, una sonrisa iluminó como un rayo de sol sus labios, que musitaron suaves y acariciadores.
¡Ah! ¡No se juega al amor, a los novios, cuando se quemó en un suicidio la boca que podía besar! ¡No se juega a la vida, a la pasión sollozante, cuando desde el fondo de un ataúd dos espcetros sustanciales nos piden cuenta de nuestro remedo y nuestra falsedad!
Tú eres mi luz, mi suerte, mi tesoro: Tú, Valentina bella, eres la blanca estrella que mi esperanza por la tierra guía. Sí, tras de ti camino noche y día, postrándome a besar tu casta huella.
Si hoy no me mata el placer no debo nunca morir. ¡Dame tu tierra a besar; y puesto en ella de hinojos déjame dejar brotar las lágrimas de mis ojos y a Dios un momento orar!
Al entrar en la saleta temí que a los ojos me acudiese el llanto: Recordaba aquel día, cuando al besar la mano alba y real de azules venas, sentí con ansias de paladín el deseo de consagrar mi vida a la Señora.
Luego confusión, oscuridad, lágrimas, hambre, y sin explicárselo bien, aquella agua fría sobre su cabeza y aquel hombre vestido de café hasta los pies diciéndole algo en extraña lengua, y un soldado POPOLOCA que lo obligaba a besar, daga amenazante en mano, a quien decían era el verdadero TEOTL, Dios.
Si acaso vuestra mano poderosa, del justo enojo, de mi error causado, ha envainado la espada rigurosa, merézcala besar quien humillado en cambio dél, señor, la sangre ofrece que en el servicio vuestro ha derramado.
Costanza, que no sabía ni imaginaba lo que le había acontecido, toda turbada y temblando, no supo hacer otra cosa que hincarse de rodillas ante su padre; y, tomándole las manos, se las comenzó a besar tiernamente, bañándoselas con infinitas lágrimas que por sus hermosísimos ojos derramaba.
Verdá que usté es de los que van con una mano por el suelo y otra por el cielo y le gusta a usté er querer más que er comer y el besar más que el rascar, pero ésas son cosas de hombre y no por eso deja usté de querer a su morucha más que a sus entrañas y de tenerla en su sitio y de respetarla y de darle gusto en toíto lo que se le antoja...
¡Milagro!” Y ansí hicieron otros siete o ocho, y a todos les decía: “¡Paso, señores! ¡Milagro!” Cuando él vido que los rostriquemados bastaban para testigos del milagro, no la quiso dar más a besar.
48 De miel los ojos tuyos, Juvencio, si alguien me dejara sin parar besarlos, sin parar hasta miles trescientos besaría, ni nunca me parecería que saciado estaría, no si más densa que las áridas aristas fuera de nuestro besar la siembra.