blandir

(redireccionado de blandía)
También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • verbo

Sinónimos para blandir

blandear

Sinónimos

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para blandir

esgrimir

Sinónimos

Ejemplos ?
Cauteloso que era por cierto un valiente, viendo que Picarilla no abandonaba el martillo – y le blandía, a pesar de su tamaño, como si fuese un ligero abanico – accedió al fin a los deseos de la princesa, y se retiró para dejar tiempo de meditar.
Era Jaureyvo de colosal estatura, y su rostro expresaba la estúpida ferocidad de la hiena. Blandía su arma con tal destreza, y era tan horrible su aspecto, que al verle huían despavoridos sus contrarios.
En tanto decía el anciano: "¿Qué sería si alguno de vosotros viese el cesto y las armas del mismo Hércules y el triste combate dado en esta misma playa? Tu hermano Erix blandía en otro tiempo ¡Oh Eneas!
Y notó el Arcángel que las humanas hormigas contra quienes blandía su espada no morían; apenas leve quemadura marcaba en su piel la llama rubí de la hoja.
Esto resultó suficiente para Gollum que corrió hacia el túnel justo cuando Sam blandía, de nuevo, su espada, dispuesto a acuchillarlo.
El poema describe cómo debe ser la imagen, el comportamiento y el tipo del trabajo que se espera de cada uno:: Un muchacho parió Módir, lo vistió con sedas,: con agua le roció, Jarl le llamaron;: rubio era su pelo, brillantes sus mejillas,: agudos sus ojos cual los de una sierpe.: Creció allí Jarl entre los bancos;: blandía escudo de tilo...
Mithrandir esperó al balrog en un extremo del puente, apoyado en la vara que sostenía con la mano izquierda y en la mano derecha blandía a Glamdring.
Detrás de él se colocaba el resto de la formación del dathabam, nueve soldados armados con un arco y un falquión». Blandía una espada de 1,8 m y debía proteger al resto del dathabam cuando el enemigo alcanzara la línea.
Odín reside en el Asgard, en el palacio de Valaskjálf, que construyó para sí y donde se encuentra su trono, el Hliðskjálf, desde donde podía observar lo que sucedía en cada uno de los nueve mundos. En la batalla blandía su lanza, llamada Gungnir, y montaba su corcel de ocho patas, llamado Sleipnir.
Las víctimas de la enfermedad sobrevivían si la diosa había lavado los granos derramados con agua del cántaro que llevaba en una de sus manos, pero fallecían si Shitalá blandía la escoba que sostenía en la otra mano.
Ares tenía una cuadriga tirada por cuatro sementales inmortales con bridas de oro que respiraban fuego. Entre los demás dioses, Ares era reconocido por su armadura de bronce y por la lanza que blandía en batalla.
Se rumoreó que buscaba amedrentarlas exigiéndole dinero, y en una ocasión cuando menos, le habría espetado a una mujer conocida como “Annie la viuda” que iba a “despedazarla”, al tiempo que blandía un afilado cuchillo para reforzar sus amenazas.