blandir

(redireccionado de blandiendo)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para blandir

blandear

Sinónimos

Sinónimos para blandir

esgrimir

Sinónimos

Ejemplos ?
Pronto dieron con Odiseo, caro a Zeus, a quien los teucros acometían por todos lados como los rojizos chacales circundan en el monte a un cornígero ciervo herido por la flecha que un hombre le tirara con el arco —salvóse el ciervo, merced a sus pies, y huyó en tanto que la sangre estuvo caliente y las rodillas ágiles; postrólo luego la veloz saeta, y cuando carnívoros chacales lo despedazaban en la espesura de un monte, trajo el azar un voraz león que, dispersando a los chacales, devoró a aquél—; así entonces muchos y robustos teucros arremetían al aguerrido y sagaz Odiseo, y el héroe, blandiendo la pica, apartaba de sí la cruel muerte.
La guerra sería más liviana para los teucros si tú murieses, porque eres su mayor azote. Así habló; y blandiendo la ingente lanza, despidióla sin errar el tiro; pues dio un bote en el escudo del Pelida.
Dentro del ataúd yacía un cadáver. Todo el que entraba besaba los pies del Cristo, y blandiendo la espada, decía: -No vengo, no, a renovar dolores.
Y encogiéndose, se arrojó como el águila de alto vuelo se lanza a la llanura, atravesando las pardas nubes, para arrebatar la tierna corderilla o la tímida liebre; de igual manera arremetió Héctor blandiendo la aguda espada.
Condenada -gritó-, seguro que has dejado la puerta abierta y se ha entrado la chancha del otro lado. Púsose de pie blandiendo sus rollizos brazos arremangados por encima del codo y se desató en improperios y amenazas.
Gesticulaba a grandes voces, con la diestra en alto, blandiendo un tizón humeante que tenía una semejanza extraordinaria con una caja de escopeta.
Encontráronse aquéllos en el medido campo, y se detuvieron blandiendo las lanzas y mostrando el odio que recíprocamente se tenían.
Dijo y blandiendo la enorme lanza, arrojóla y atravesó el bronce que cubría como octava capa el gran escudo de Ayante, formado por siete boyunos cueros: la indomable punta horadó seis de éstos y en el séptimo quedó detenida.
Sarpedón levantó el escudo liso, hermoso, protegido por planchas de bronce obra de un broncista, que sujetó muchas pieles de buey con varitas de oro prolongadas por ambos lados hasta el borde circular; alzando, pues, la rodela y blandiendo un par de lanzas...
Al verlos derribados en el suelo, condolióse Menelao, caro a Ares, y en seguida, revestido de luciente bronce y blandiendo la lanza, se abrió camino por las primeras filas: Ares le excitaba el valor para que sucumbiera a manos de Eneas.
Pronto trabaron alrededor del cadáver de Alcátoo un combate cuerpo a cuerpo, blandiendo grandes picas; y el bronce resonaba de horrible modo en los pechos al darse botes de lanza los unos a los otros.
Como se enfurece Ares blandiendo la lanza, o se embravece el pernicioso fuego en la espesura de poblada selva, así se enfurecía Héctor: su boca estaba cubierta de espuma, los ojos le centelleaban debajo de las torvas cejas y el casco se agitaba terriblemente en sus sienes mientras peleaba.