blanquear

(redireccionado de blanqueaba)
También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • verbo

Sinónimos para blanquear

enjalbegar

albear

Sinónimos

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para blanquear

aclarar

Ejemplos ?
De pronto, su caballo, sin necesidad de la brida, se detuvo ante la reja de madera que cercaba un huerto en cuyo centro una graciosa casita de madera pintada al temple, blanqueaba entre el ramaje.
-Sí que ties razón, pero es que el día en que yo no me puea menear, ese día me muero de reconcomia -díjole con expresión distraída el viejo, el cual, tras poner una mirada inquieta en uno de los edificios más cercanos, que blanqueaba en una loma próxima, continuó dirigiéndose a la muchacha: -Miá, que cuando venga el Breñas me le mandas en seguiíta aonde yo esté, que estaré en el «Tajo del Tardío».
Estaba figurado un carro estraño con el despojo y daño de la gente bárbara, y juntamente allí pintados cativos amarrados a las ruedas, con hábitos y sedas varïadas; lanzas rotas, celadas y banderas, armaduras ligeras de los brazos, escudos en pedazos divididos vieras allí cogidos en trofeo, con qu’el común deseo y voluntades de tierras y ciudades se alegraba. Tras esto blanqueaba falda y seno con velas, al Tirreno, del armada sublime y ensalzada y glorïosa.
¿Dónde estaban las flores de aquellas cuarenta y cinco primaveras? ¡Sobre la frente del anciano blanqueaba la nieve de setenta inviernos!
Y así, hablando en el camino, de noche o de día; deteniéndose en algunos bellos parajes; haciendo meditación o ejercitando el dominio del cuerpo, una mañana, ante sus ojos sorprendidos, miraron una sierra muy grande que parecía abrazar un pequeño y hermoso valle. Al centro de todo aquello se veía un precioso lago que blanqueaba de tantas garzas blancas que allí vivían.
a venta de los Garañones yacía en silencio; la luna, que rompía por entre blanquísimas nubes, iluminaba dulce y serenamente la perspectiva; la carretera que blanqueaba serpeando ora por las faldas, ora por las cumbres de los montes; la venta de muros encalados y de blanca chimenea, por la que escapábase el humo en ondulante espiral; la parra, la añosísima y reducida parra, que cubría la puerta con un a modo de caprichoso dosel de pámpanos sostenidos por recias estacas; las chumberas, que servíanle al edificio a modo de pintoresco cancel, y los frondosísimos algarrobos, que erguíanse acá y acullá cabeceando y simulando rumor de romper de olas cuando el viento movía su ramaje verdinegro en que la luz de la luna parecía tejer maravillosos calados de argentería.
La nieve blanqueaba, y las corrientes por debajo de puentes cristalinas y por heladas minas van calladas; el aire las cargadas ramas mueve, qu’el peso de la nieve las desgaja.
Las mejoras se reducían a dar una mano de cal a todo el edificio, y a pintar los frisos azules de verde, o los verdes de azul; también solía arreglar los grifos de los baños si estaban completamente destrozados, tapar alguna grieta, remedar tal cual pila de mármol falso; y para colmo de reformas, blanqueaba el hospital de pobres viejos, que ostentaban en la miserable portada un presuntuosísimo letrero que decía, en griego, con letras gordas coloradas: «Gerontocomía».
Como Comandante del Resguardo, Francisco recibió órdenes de comprar armas y otros efectos militares entre los barcos ingleses surtos en el puerto, lo que blanqueaba una situación vigente desde el inicio de la Revolución dado que Francisco y su hermano Juan José estuvieron involucrados en mayor o menor medida en todas las operaciones de compras de armas realizadas por el gobierno.
Mediante el accionar diligente,perseverante y tenaz de Gaona se consiguió la promulgación del decreto ley 326/56 que regulaba y blanqueaba dentro de un nuevo régimen especial a uno de los gremios más relegados,como el gremio del Servicio Doméstico o Sindicato Unión Personal Auxiliar de Casas Particulares(UPACP).El Sindicato había sido fundado el 12 de mayo de 1901 pero carecía de respaldo jurídico.El 19 de junio de 1946,una delegación encabezada por Gaona,se entrevista con el Presidente de la Honorable Cámara de Diputados del Congreso Nacional,Ricardo César Guardo,quien los recibe junto a otro Diputado Nacional,Raúl Bustos Fierro, para hablar de la imperiosa necesidad de obtener la ley de protección,lo cual establecería un importante avance social.
De la Rosa declaraba que entre 1980 y 1995, él mismo entregó en el despacho de Pujol dinero y cheques por valor de 4500 millones de pesetas procedentes de sociedades (27 millones de euros): De la Rosa contaba que Jordi Pujol, protegido por los Mossos d'Esquadra (la policía autónoma catalana, de cuyo gobierno fue él presidente) entregaba en Madrid dinero a Arturo Fassana, un bróker que más tarde estuvo implicado en varios casos de corrupción y que blanqueaba el dinero de Francisco Correa Sánchez, cabecilla del Caso Gürtel, una red de corrupción política vinculada al Partido Popular (PP) y de Gao Ping, un ciudadano chino implicado en el Caso Emperador por numerosos delitos económicos.
Di Núbila dijo de ella que se trataba de "una película que llegó el corazón con su pureza sentimental, toques poéticos y diáfano romanticismo; la platea se blanqueaba de pañuelos de las damas que asistieron a su exhibición".