blanquear

(redireccionado de blanqueados)
También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • verbo

Sinónimos para blanquear

enjalbegar

albear

Sinónimos

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para blanquear

aclarar

Ejemplos ?
En tanto la armada sigue su rumbo seguro por el mar, cual si nada hubiera sucedido, confiada en las promesas del padre Neptuno; ya había llegado a los escollos de las Sirenas, terribles en otro tiempo, y blanqueados con los huesos de tantos náufragos, y los roncos peñascos retumbaban a lo lejos bajo los continuos embates del mar, cuando advirtió Eneas que su nave iba errante a merced de las olas, perdido el piloto; con lo que empezó a regirla por sí mismo en medio de las tinieblas, lanzando hondos gemidos y gravemente quebrantado su ánimo con el desastre de su amigo.
¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, pues sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen bonitos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia!
Hizo público el derecho civil y las formas procesales que eran ocultadas por los pontífices en los archivos; exhibió en el Foro un calendario escrito en tablones blanqueados, sobre el que se indicaban los fastos, para que se supiese cuándo estaban permitidos los asuntos legales; para gran disgusto de la nobleza, dedicó el templo de la Concordia en el Vulcanal.
Por su lerda cerrazón a las ideas, su respetabilidad obtusa, su ortodoxia tediosa, su adoración del éxito vulgar, su total absorción en el lado materialista y grosero de la vida y su estimación ridícula de sí mismos y de su importancia, los judíos de Jerusalén en tiempos de Cristo eran la exacta réplica de los filisteos británicos en los nuestros. Cristo se burló de los «sepulcros blanqueados» de la respetabilidad, y fijó esa frase para siempre.
De tanto llevar la máscara se han convertido en máscaras inertes, que no encubren sino el vacío. Son los sepulcros blanqueados de Cristo.
Sus huesos, blanqueados por el sol, se apilaban en grandes pilas en las estaciones del ferrocarril para ser vendidas por hasta diez dólares la tonelada.
El edificio construido a principios del siglo XIX es una hermosa casona de una sola planta que alza su estructura con gruesos muros de adobe blanqueados a la cal, con columnas sosteniendo una amplia galería sobre un patio central y campanario.
El templo tiene planta de cruz latina, con tres naves y otras tantas capillas, con ábside semicircular y torre de planta cuadrada a los pies, en piedra gris y muros blanqueados, con arcos de medio punto, 3 pisos, y hornacianas de piedra y madera.
No es grande, ni rica, ni majestuosa, más bien humilde, pero remozada hace varios años se conserva llena de luz y con una cierta gracia en sus muros blanqueados.
Exteriormente la ermita repite la misma estructura que otras de igual categoría; cuatro gruesos muros de mampostería blanqueados por la cal y coronados por tejados a dos vertientes sin más cantería labrada que en el marco de sus puertas, careciendo de ella en el campanario y en sus esquinas en este caso recubiertas por la cal.
El estilo se caracteriza por los siguientes materiales y tecnologías aplicadas: frentes con cuarcitas trabajadas a lo "Baldassarini" (técnica de bastón roto), techos a dos aguas con tejas principalmente españolas, revoques blanqueados texturados y el uso de la madera hachada en diferentes sectores.
En este papel, al contrario del anterior, durante el revelado se emplea un método de destrucción de colores; los colores que han de reproducirse se encuentran previamente en cada capa de emulsión, y son blanqueados o eliminados por una reacción con la plata iluminada, formándose una imagen positiva.