blanquear

(redireccionado de blanqueando)
También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • verbo

Sinónimos para blanquear

enjalbegar

albear

Sinónimos

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para blanquear

aclarar

Ejemplos ?
Tiene sabor, propiedades nutritivas y textura similares a la espinaca, y se cocina como ella, aunque algunas especies contengan toxinas que hay que eliminar blanqueando las hojas en agua hirviendo durante un minuto y enjuagándolas luego en agua fría antes de cocinarlas.
El proceso se realiza blanqueando al vapor los frutos y deshidratándolos luego en tambores; se conservan hasta un año en esas condiciones.
El protector de pantalla evita este problema ya sea blanqueando la pantalla completamente o mostrando imágenes o texto para que zonas específicas del monitor queden sin refresco de pantalla.
En el siglo XVIII Francia innova la forma de llevar el maquillaje en el rostro, blanqueando los rostros con una crema nacarada brillante a base de azufre que poco después provocaba envenenamientos, añadieron vitalidad con color rojo en los labios, rosa en los pómulos y un pequeño lunar negro podía dar mensajes a los demás según su ubicación, pero claro que solamente para la sociedad noble, por otro lado el pueblo untaba en su rostro huevo para que la piel se viera brillante.
Y jugó diez, y jugó veinte, y jugó cien, y perdió, y ganó, y sin saber lo que hacía, jugó lo que tenía, sin contar; se empeñó, pidió prestado al pulpero, le dio sus vaquitas en garantía; volvió a jugar, a ganar, a perder, tomó muchas copas, él, hombre sobrio, hombre de familia, blanqueando en canas, ordenado, que había formado su haber a fuerza de trabajo; y, después de la taba, hasta altas horas de la noche, quedó, febriciente, ciego, parado cerca del billar, al lado del coimero, jugando locamente al choclón; hasta que abombado, cansado, ebrio, arruinado como por un temporal repentino, fue a desatar del palenque su caballo, y se retiró.
No le bastó después a este elemento 435 conducir orcas, alistar ballenas, murarse de montañas espumosas, infamar blanqueando sus arenas con tantas del primer atrevimiento señas, aun a los buitres lastimosas, 440 para con estas lastimosas señas temeridades enfrenar segundas.
Apuró sus caballos, todos buenos, sanos y fuertes, pero algo pesados por la marcha y el calor, admirando desde lejos, la importancia de los edificios hechos por la compañía: un castillo colosal, una torre altísima, con un globo grande en la punta; otras torres más delgadas, y blanqueando en una extensión considerable, muchos edificios de varias formas, con techos altos unos, con techos bajos, otros.
Cuando la lluvia hubo amainado algo y nuestro escarabajo se pudo sacar el agua de los ojos, vio relucir enfrente un objeto blanco; era ropa que se estaba blanqueando.
las Damas de Medellín I Es entre monumento y parque. Alzase imponente; se extiende blanqueando sobre el pretil de un granado. La caja en que le vino a papá El Médico Práctico es la base; el primer cuerpo, el molde de hojalata, alto y estriado, en que mamá funde budines y natillas; el segundo, un tarro de salmón; forma el cimborio una tacita de porcelana boca abajo; y por remate y coronamiento de tan estupenda construcción, se yergue, blanca, estirada, las manitas puestas, el rostro al cielo, la "Virgen María" de terracota, regalo de "Maximito hermoso".
Alcanzábase a Cádiz la opulenta Blanqueando débilmente entre la bruma, Sentada a flor del agua turbulenta, Como queda después de la tormenta Témpano errante de perdida espuma.
Ademas, ese miedo exagerado, que es ciertamente una preocupación, se va desvaneciendo. Blanqueando las paredes, pintando las maderas, como se hace después de cualquiera enfermedad, todas las casas se habitan hoy día luego que deja de existir en ellas la víctima de ese terrible padecimiento, que sólo curan los viajes de mar con privilegio exclusivo.
En el siniestro lado soterrada, la flecha enherbolada iba mostrando, las plumas blanqueando solas fuera, y háceme que muera con buscalle.
Tras negros nubarrones asomaba Pálido rayo de luciente luna Tenuemente blanqueando los peñascos Que de Chapultepec la falda visten.
La más importante de estas obras fue Blanqueando ropa (1917, Galería Tretiakov), que puso de manifiesto el talento sorprendente de Zinaída Serebriakova como artista monumental.
Manny cada vez se ausenta más por motivos personales, y el punto clave llega cuando el banquero que trabaja para ellos le pide una comisión enorme por seguir blanqueando su dinero.