boquerón


También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • nombre

Sinónimos para boquerón

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para boquerón

anchoa

Ejemplos ?
Para el siglo XVII, después de fortificar sólidamente la ciudad, llegó el campanazo de alerta: la invasión del Barón de Pointis a Cartagena. Pointis conquistó la plaza, destrozando las exiguas fortificaciones en la bahía y llevando a los cimientos al Boquerón.
Al principio yo empezaba a llenar mi canasto con mucho juicio; pero de repente lo abandonaba en manos de una de mis hermanas, y corría tras de algún brillante insecto o pintada mariposa, o atravesaba, haciendo maroma sobre las piedras, el río del Boquerón, y desde allí recitaba mis versos favoritos.
Di parte a Mari-Ramírez, y como obispar desea si vaca Corozaín, y está tu amor a su cuenta, bajó al sótano conmigo un martillo me encomienda, y, ayudándome con otro, cascote echamos en tierra hasta abrir un boquerón, por donde seguro puedas ser Píramo soterraño de una Tisbe comadreja.
–¿Y la Buenaventura ?... –Sólo vimos a la Rosalía, que no tarda en llegar, estaba doblando el Boquerón. En efecto a poco apareció la vela de la última barca recortando el horizonte.
En el encuentro murió el citado oficial y los soldados Angel Flores y Zenón Prada Mendieta y resultó herido el guía Ignacio Husarima del regimiento Boquerón, hecho prisionero junto con otros 5 soldados y un suboficial.
Así, pues, oro molido que fueran los papiros ejemplares, perlas preciosas, mirras de Oriente, incienso de la Arabia, gases del boquerón del muelle, gratis se los enviaríamos y aún quedáramos muy agradecidos.
¿Por qué razón, finalmente, no es diosa la fortaleza, la que favoreció a Murcio cuando extendió su diestra sobre las llamas; la que favoreció a Murcio cuando se arrojó por la defensa de su patria en un boquerón abierto en la tierra; la que motivó pudieran venerar a un solo Dios, cuyas partes entienden que favoreció a Decio padre y a Decio hijo cuando ofrecieron sus vidas a los dioses por salvar el ejército?
Te miro en fin: tus faldas azuladas Contrastan con la nieve de tu cima, Cual descuellas encima De las cándidas nubes que apiñadas Están en torno de tu firme asiento: En vano el recio viento Apartarlas intenta de tu lado. ¡Cuál de terror me llena El boquerón horrendo, do inflamado Tu pavoroso cóncavo respira!
Ellos habían ido por el boquerón, luego al norte, habían regresado por la costa hasta el sur, detrás de la pequeña península y habían visto la costa de cerca.
–Para la Margarita no hay paraca. Hemos pasado un día por el boquerón con tanto viento como éste y el bote cruzó el remolino, llanito...
Si Curcio, armado, arremetiendo el caballo, se arrojó con él en un boquerón por donde se había abierto la tierra...
Desciende por el valle del Cariongo, sale por el boquerón de Pamplona y sigue hacia el noroeste, hasta la altura de Chinácota, recibe las aguas de la quebrada La Honda y sigue bajando hasta el valle de Cúcuta, por donde pasa cansado, y al salir se junta con el Táchira, hasta desembocar en el caudaloso río Zulia, que los arroja al lago de Maracaibo.