boreal

(redireccionado de boreales)
También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para boreal

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para boreal

Ejemplos ?
Debido a la gran variedad de condiciones climáticas hay una gran diversidad de ecosistemas forestales, desde bosques húmedos tropicales a bosques boreales.
Tras el choque se han observado un aumento de las auroras boreales causado por la entrada de material en la magnetosfera del hemisferio sur.
Suelen ser polinizadas por abejas del género Eucera en la región del Mediterráneo, pero en regiones más boreales a veces son outopolinizadas.
Ya desde 1929, un seguimiento de las auroras boreales ha dado nuevas explicaciones, y esta Universidad continúa en su estudio sobre este impresionante fenómeno.
Además, ofrece estudios e investigaciones como Ciencias Marinas, Biología Ártica, Estudio de las Auroras Boreales, Geología, Biomedicina, Telemedicina, Física, Ciencias Sociales y Filologías entre otras.
En Mykines habitan varias decenas de miles de aves marinas, sobre todo frailecillos (Fratercula arctica), fulmares boreales (Fulmarus glacialis), paíños europeos (Hydrobates pelagicus) y gaviotas tridáctilas (Rissa tridactyla).
Aullaban los lobos y graznaban los cuervos; del cielo llegaba un sonido de "¡p-ff, p-ff!," como si estornudasen. - ¡Son mis auroras boreales!
Fakma es bella cual nube que camina Pintada por auroras boreales Y en el mar adormido se reclina Para mirarse bien en sus cristales: De una tribu enemiga muy guerrera Dio su fe al adalid que la servía Y al huir de sus lares, la siguiera Maldición paternal que así decía: «¡Que la sombra de tu cuerpo »Nunca cubra mis umbrales!
¿Dónde hay cosa más linda que el ópalo, con sus diafanidades boreales, como el lago al amanecer; que el hidrófano, que sólo brilla y se irisa cuando lo mojan, lo mismo que una mirada cariñosa refulge al humedecerla el llanto; o la límpida hialita, tan parecida a lágrimas congeladas?
Con gusto vi el placer que bajo el arrebol »encendía vuestra alma ya propicia al olvido »y, al fin, prestaba luz al dolor distraído »como un glaciar herido por un rayo de sol.» En mí clavó su fúnebre mirada que me asombra como la palidez de sus rasgos fatales y dijo: «¿Soy como esos países boreales »que han seis meses de luz y seis meses de sombra?
Allí podremos tomar largos baños de tinieblas, en tanto que, para divertirnos, las auroras boreales nos envíen de tiempo en tiempo sus haces sonrosados, como reflejos de un fuego artificial del infierno.» Al cabo, mi alma hace explosión, y sabiamente me grita: «¡A cualquier parte!
El Támesis, el Danubio, el Rin, seguirán fluyendo aún; el Montblanc continuará enhiesto con su nevada cumbre, la auroras boreales proyectarán sus brillantes resplandores sobre las tierras del Norte; pero una generación tras otra se ha convertido en polvo, series enteras de momentáneas grandezas han caído en el olvido, como aquellas que hoy dormitan bajo el túmulo donde el rico harinero, en cuya propiedad se alza, se mandó instalar un banco para contemplar desde allí el ondeante campo de mieses que se extiende a sus pies.