botija

(redireccionado de botijas)
También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • nombre

Sinónimos para botija

boja

Sinónimos

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para botija

alcazarra

Sinónimos

Ejemplos ?
Ítem, se ordena y manda que ninguna persona de cualquier calidad, negros ni indios, sean osados de hacer chicha de jora, ni de yuca, ni mezclada, y si la hicieren que sea que por lo menos de doce botijas de una fanega y no más, de los españoles cada vez (que lo hicieren con) cincuenta pesos y quebradas las botijas, y los negros e indios a diez pesos y diez días de Cárcel por la primera vez, y por la segunda, (sea la) pena doblada.
112. Pág. 145-151. Corzo Sánchez, Jorge Ramón (1985) Las Botijas, Testimonio de un Intercambio. En: Cádiz e Iberoamérica. 1985. Vol.
En la cocina un vasar de adobe para la "cantaera" y los escasos achiperris, a la parte baja del vasar las botijas y en algún rincón la tinaja del agua.
En razón de existir hornos con fuegos permanentes, en los que se cocinaban ladrillos, tejas y botijas – siendo estas tierras las que comprenden hoy al Distrito Dorrego.
Fue entonces cuando Cortés envió cartas a Juan de Escalante, informándole las nuevas noticias, solicitando un par de botijas de vino así como hostias, para continuar la evangelización de los indígenas y refrendándole las órdenes de apoyar a los totonacas.
Tradicionalmente en alfarería se encuentran cuatro modalidades: Obra hueca: son las obras que tienen un cuerpo alto y abiertas por la parte superior, que se las puede tapar, suelen llevar algún tipo de asas para su transporte o para abocar su contenido, por ejemplo las ánforas, la alcarraza, el cántaro o las botijas.
La principal es La Fuente, manantial único con gran caudal que abastece al pueblo. Es y era tradición recoger con botijas y cántaros el agua que se iba a beber en las comidas y cenas en esta fuente.
En otro ámbito hay constancias de creíbles citaciones históricas sobre el movimiento comercial del puerto de Bahía de Caráquez, cuya reapertuta administrativa sirvió en las tres últimas décadas del siglo XVIII para la salida y entrada de barcos, refieriéndonos específicamente que el Partido de La Canoa exportó durante un tiempo corto carne salada de ganado vacuno y porcino con destino a diferentes puertos no específicos del actual departamento del Chocó en Colombia, asimismo como lo fue en el caso del contrabando de la miel de abeja exportada como envases en botijas pequeñas de barro y vidrio, aunque no se sabe cual era el destino final de éste producto medicinal que también fugaba desde Bahía de Caráquez.
Las pirámides o huacas llevan los nombres de: Botijas, Colorada, Horno de los Ingenieros, Huaca del Oro (o del Loro), La Merced, La Cruz, El Santillo, Las Abejas, La Ventana, Rodillona, La Facho, Cholope, Arena, Corte, Sontío, etc.
El historiador peruano Manuel Moreyra Paz Soldán, en un estudio sobre el tráfico marítimo colonial, indica que Coquimbo, Valparaíso, Concepción y Chiloé recibían aguardiente de uva desde Perú, ante el auge de su consumo hacia 1670; así, por ejemplo, por esta ruta desde 1701 hasta 1704 se habrían importado 1691 botijas de aguardiente desde El Callao De acuerdo a un registro de embarque, en 1704 partió desde el Callao, y con destino hacia La Serena, el barco Nuestra Señora de Aransazú con aguardiente y vino, pero el capitán Antonio Acevedo vendió parte de la carga en Centroamérica.
Cargaron su barco con botijas de vino y algunos alimentos y pusieron rumbo a Cartagena y con el consentimiento de ellos mismos, se llevaron a la mayoría de los treinta soldados de don Pedro.
Su partida de bautismo se halla en el Archivo Diocesano de Valladolid, y dice así: A los naturales de Castrillo se les llamaba con el mote de «empecinados», por un arroyo, llamado Botijas, lleno de pecina (el cieno verde de aguas en descomposición) que atraviesa el pueblo y se cree que de ahí le venga el apodo a este personaje.