brama


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con brama: Brahma
  • all

Sinónimos para brama

ardor

Sinónimos

Ejemplos ?
Cual flecha se disparó despedida de la cuerda, de tal suerte le embistió; detrás de la oreja izquierda la aguda lanza le hirió. Brama la fiera burlada; segunda vez acomete, de espuma y sudor bañada,
Los elementos de intento le miran con tal agrado, que parece se ha formado de todos un elemento; ni en ráfagas brama el viento, ni son fuegos sus calores, ni en agua y tierra hay rigores, y así llega a dominar en tierra, fuego, aire y mar, peces, aves, frutos, flores.
Y vio en lo inmemorial del pasado las metrópolis reinas que fueron, las que por Dios malditas cayeron en instante pestífero; el muro que crujió remordido de llamas la hervorosa Persépolis, Tiro, la imperial Babilonia que aun brama, y las urbes que vieron a Ciro, a Alejandro, y a todos los fuertes que escoltaron victorias y muertes.
Alto torrente de sonorosa llama corre, y sobre las áridas ruinas de la postrada selva se derrama. El raudo incendio a gran distancia brama, y el humo en negro remolino sube, aglomerando nube sobre nube.
Desde la orilla se ve durante una tempestad cómo se alzan tumultuosas y potentes las olas, y no se da cuenta de que todo aquel tumulto no pasa de la superficie, de que las aguas que se embravecen y braman son una débil película comparadas a las profundas capas que permanecen en reposo. Brama la tempestad sobre la solemne calma de los abismos submarinos.
n mis viajes encontré un brama anciano, sujeto muy cuerdo, instruido y discreto, y con esto rico, cosa que le hacia más cuerdo; porque, como no le faltaba nada, no necesitaba engañar a nadie.
Cuando hayas leído los cuatro Upanisad y los Vedas todos; cuando hayas hecho penitencia cien años en lo más intrincado del bosque, comiendo aire y bebiendo tus lágrimas; cuando hayas secado tu sangre y atrofiado tus nervios; cuando hayas pronunciado cien millones de veces la misteriosa sílaba ¡Aum! que contiene las tres letras símbolo de Brama, Visnú y Siva...
«¡Nada poseo salvo mi propia vida y esta a vuestro rey tengo prometida! » Y arrebata el mazo al que al lado brama: «¡Por mi amigo habed piedad!
Vivía junto a su casa que era hermosa, bien alhajada y con amenos jardines, una india vieja, beata, tonta, y muy pobre. Me dijo un día el brama: Quisiera no haber nacido.
Apártase unos pasos, no bien termina; brama de ira y, entre acecidos y temblores, le dispara estas palabras: ¡Maldito sea el día en que te engendré!
Cuando pelea con el tigre, que casi siempre lo vence, lo echa arriba y abajo con los colmillos, y hace por atravesarlo; pero la trompa la lleva en el aire. Del olor del tigre no más, brama con espanto el elefante: las ratas le dan miedo: le tiene asco y horror al cochino.
Bramó una vaca, y dijo un mandarincito joven:-«¡Oh, qué robusta voz! ¡qué pájaro magnífico!»-«Es una vaca que brama»,-dijo la cocinerita.