brillar

(redireccionado de brillaron)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para brillar

Sinónimos para brillar

Ejemplos ?
Van a volver a brillar las calles como brillaron el día de hoy con la gente de abajo...
Mientras hablaba, una nube oscureció la frente de aquella mujer. Sus ojos brillaron como relámpagos de una tempestad y sus labios murmuraron palabras confusas e inarticuladas.
Y tan lívido se le hubo de poner el semblante, y con tal expresión de ira y de pena le brillaron los negrísimos ojos y tan henchida de lágrimas resonó en sus oídos la voz del Tarambana...
Sienta bien que pueda estar aquí de pie como un surafricano y como un soldado de infantería de un ejército africano titánico, el Congreso Nacional Africano, para decir a todas las partes aquí representadas, a los millones que han intervenido en los procesos que estamos concluyendo, a nuestros excelentes compatriotas que han presidido el nacimiento de nuestro documento fundacional, a los negociadores que intercambiaron un fuego cruzado de estrategias, a las estrellas anónimas que brillaron sin ser vistas como la gestión y la administración de la Asamblea Constitucional, a los consejeros, a los expertos y a los publicistas, a los medios de comunicación, a nuestros amigos repartidos por todo el mundo - ¡felicidades y buen trabajo!
Os comprendo: queréis hacer eterna la memoria de ciertos hombres que brillaron en la noche de los tiempos como la breve luz de las luciérnagas, para apagarse como éstas en el oscuro fango en que nacieron.
Un estremecimiento de placer recorrió la tierra; brillaron los torrentes y los castillos; los tranquilos y alegres hombres preparaban sus trabajos cotidianos; incontables alondras volaban jubilosas.
Todos se esforzaban por darle el éxtasis al que aspiraba; éste tuvo lugar, sus nervios se estremecieron, sus ojos brillaron, hubiera sido terrible para cualquiera que ignorase cuáles eran en él los efectos espantosos de la voluptuosidad.
Acababa de reconocer en el que atisbaba a su defensor, quien, viendo que la muchacha lo había descubierto, se incorporó un tanto y le envió con la diestra un beso a través de la distancia. Brillaron los ojos de la moza y sus mejillas de tiñeron de carmín, y a pesar de comprender que, dado el carácter violento de su madre, le aguardaba tal vez una paliza, penetró alegre, casi risueña en el malhadado huerto dentro del cual se alzaba un coro formidable de gemidos, maldiciones y juramentos.
Para él la vida giraba alrededor de la caricia que pudiera dispersarle tu mano pulcra. Acompañónos hasta la puerta y al marchamos sus ojos brillaron extrañamente.
Todos los caracteres se alumbraron, Todos como relámpagos brillaron Y así como Duncanio pronunciaba Sílabas de una magia que ignoraba Mil figuras fantásticas y extrañas, Formas desconocidas y alimañas De su celda en los ámbitos bullían Y en la lisa pared aparecían Castillos encantados y armaduras, Y pajes, y soldados, y hermosuras, Combates y palacios de oro fino Y otras cosas que dijo el peregrino.
Que si el cielo se desploma, »Si los mares nos sepultan »Ni me pesa, ni me enoja. »Los relámpagos brillaron »Sobre vuestras frentes torvas: »Hombres de hierro...!
Entonces la poesía era un adorno secundario en un legista, en un curial o en un clérigo, que destinaba sus ratos de ocio a hacer cuatro composicioncillas amatorias, muy apreciables sin duda para la mujer que las inspiraba, pero muy insípidas para el lector juicioso, que no hallaba en ellas más que copias de copias de cuantos versos amatorios se habían escrito desde Anacreonte hasta aquellos días (téngase entendido, y lo advierto con tiempo, que no hablo aquí de don Nicolás Moratín, Cienfuegos, ni de otros varios en quienes brillaron dotes reales de Poetas...