calar

(redireccionado de calara)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • pronominal
  • verbo

Sinónimos para calar

empapar

Sinónimos

penetrar

adivinar

Sinónimos para calar

junar

Sinónimos

Ejemplos ?
Así por ejemplo, el director del Colegio Alemán Hannes Ihring, quien fundó una rama de la Juventud Hitleriana, comunicaba a Berlín en 1937 las dificultadas de que calara el nazismo entre los alemanes costarricenses afirmando incluso: Así, existe constancia de que el tema fue sujeto de debate dentro de la comunidad y que también hubo alemanes costarricenses opuestos al nazismo y a la persecución de los judíos en Alemania.
O los ataques continuos a las aldeas rusas, las prohibiciones de entrada en ciertas ciudades principales, la falta de libertad de movimiento... Eso hizo que el sionismo calara hondo en la sociedad judía de la época.
Cuando el budismo empezaba a entrar en Japón, y los monjes misioneros budistas estaban dando a conocer el mensaje y el camino de Gautama Buddha en las islas japonesas, desarrollaron un método para que su mensaje calara a mayor profundidad entre los nativos (que practicaban el shintoísmo).
Coutier continuó experimentando, aunque el impulso definitivo vino tras la Segunda Guerra Mundial, sobre todo con François Bordes (Universidad de Burdeos), a menudo en colaboración con el americano Donald Crabtree (Universidad de Berkeley), quien, sin duda, le superó en este campo, en parte gracias a que pasó largas temporadas con el indio Ishi en California, para que le enseñase sus técnicas. Su influencia como investigador permitió que la experimentación calara hondo en Estados Unidos e Inglaterra.
Todo esto ayudará a que el movimiento tenga una rápida difusión entre el público (una de sus intenciones era democratizar el arte, que éste calara entre la gente de todo tipo, que el acceso a él no fuera limitado).
El hecho de que el pensamiento de Trebacio no calara demasiado entre sus contemporáneos y de que su obra jurídica no fuera tan bien trabada, compacta y de tanta envergadura como la de su discípulo Labeón pudo hacer que no fuera tomada muy en cuenta por las generaciones posteriores de juristas y se perdiera para la Historia.