capitanía


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con capitanía: gobernaciones
  • sustantivo

Sinónimos para capitanía

batallón

Ejemplos ?
Llegué a congeniar hasta con Casaretto, me saludaba con un señor Reyes que llegó a superintendente de aduanas, tomaba el cocktail con Valdelomar en el Palais Concert, comía con Manuelito Químper, me relacioné con Paz Soldán, pero a la hora de los moros me quedé sin destino. Yo habría sido feliz con una comisaría rural en un valle de la montaña, con una capitanía de puerto, con un demonio.
Nombrado su padre capitán general de Costa Rica, vino con él don Rodrigo en la clase de alférez de milicias; y por muerte del autor de sus días lo reemplazó, cuando sólo contaba veintidós años de edad, en el desempeño de la capitanía general.
¡A todo esto, ni una palabra se había cruzado entre Rodrigo y la dama! Una noche de invierno entró Rodrigo en la Capitanía antes que llegase nadie.
Esta circunstancia y la de haber muerto en el mismo año el Emperador, empeñaron á Mendoza á restituirse á España; pero condecorado con la Púrpura por Paulo III, y encargado al mismo tiempo del Gobierno y Capitanía general de Sena, tuvo que sacrificar con harto dolor suyo sus deseos, y permanecer en Italia.
a constitución de Venezuela en 1901 junto con sus artículos es la siguiente (nota: Este es un texto casi original de la constitución, todos los discursos y palabras relacionadas con la constitución no estan aquí): Artículo 1.- El territorio de los Estados Unidos de Venezuela es el mismo que en el año de 1810 correspondía a la Capitanía General de Venezuela, con las modificaciones que resulten de los Tratados públicos.
Chirriaban como desperezándose los rieles enmohecidos, alistaban los pescadores sus botes, los fleteros empujaban sus carros en los cuales los fardos de algodón hacían pirámide, sonaba la alegre campana del "cochecito"; cruzaban en sus asnos pacientes y lanudos, sobre los hatos de alfalfa, verde y florecida en azul, las mozas del pueblo; llevaban otras en cestos de caña brava la pesca de la víspera, y los empleados, con sus gorritas blancas de viseras negras, entraban al resguardo, a la capitanía, a la aduana y a la estación del ferrocarril.
Forma de Gobierno y religión Artículo 1º.- La nación mexicana se compone de las provincias comprendidas en el territorio del virreinato llamado antes Nueva España, en el que se decía capitanía general de Yucatán, y en el de las comandancias generales de provincias internas de Oriente y Occidente.
A las diversas obras públicas del Cantón construidas con el esfuerzo machaleño durante el auge del cacao, como el ferrocarril de El Oro y su Terminal Marítimo, el edificio del Colegio Nacional Nueve de Octubre, el Hospital Teófilo Dávila, el edificio de la Municipalidad, el Palacio de la Gobernación, la Casa de la Dirección Provincial de Educación, la Aduana i la Capitanía de Puerto Bolívar...
Artículo 2º: El Archipiélago canario mantendrá su organización actual en los ramos militar y judicial, continuando como hasta aquí establecidas, con jurisdicción en todo él, la Capitanía General en Santa Cruz de Tenerife y la Audiencia territorial en Las Palmas Artículo 3º: Completando su organización, se establecerá por el Ministerio de la Guerra un Gobiernoi militar en la isla de La Palma, que será desempeñado por un general de brigada.
E, el que se decía capitanía general de Yucatán, el de las comandancias llamadas antes de provincias internas de Oriente y Occidente, y el de la baja y alta California con los terrenos anexos e islas adyacentes en ambos mares.
Lo cual oído por los señores del Real Acuerdo y sabiendo se hallaban en la casa del señor Presidente los dos alcaldes ordinarios y algunos regidores, expusieron que sería oportuno el oírles y que al efecto se convocasen a todos; lo que verificado, y propuesto por el alcalde de turno que los principales puntos que exigían tratarse eran los medios de seguridad de los insultos de los enemigos extraños y de los que había en la población perturbadores de la quietud de la ciudad y reino por medio de proyectos, reducidos, según explicaron algunos de los demás regidores, a que se obedeciesen y no se cumpliesen las providencias de la Presidencia y Capitanía General de este reino y de la Asesoría...
Ya sentía rabiosa curiosidad por rasgar el velo del pasado de la generala; ya juzgaba sacrilegio el intentarlo siquiera; ya con infantil disimulo, torcía la conversación cuando su madre y las amigas de su madre discutían por centésima vez el secreto del mechón; ya, en los saraos de confianza de la Capitanía General, clavaba los ojos con doloroso éxtasis en aquel rasgo de plata que como pincelada trágica cruzaba la sien de la señora...