cenobio


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para cenobio

monasterio

Ejemplos ?
Ya en tiempos de los visigodos hubo allí un cenobio dedicado a San Sebastián, que en la época del conde Fernán González fue restaurado y ampliado.
En el pavimento se aprecian las lápidas esculpidas en relieve de siete tumbas de otros tantos abades que ocasionalmente fueron enterrados aquí, a pesar de que por norma se les inhumaba en el cementerio común del cenobio, exceptuando a uno de ellos que fue obispo.
La falta de agua y las tierras poco fértiles, así como la proximidad de un gran monasterio como San Cugat del Vallés y la cercanía de la ciudad de Barcelona que impedían su expansión territorial, hicieron aconsejable enseguida pensar en el cambio de emplazamiento del cenobio.
Ejemplos de algas comestibles son: Kombu, Gim, Nori, Hijiki, Karengo (Porphyra columbina), espagueti de mar (Himanthalia Elongata), y el "Cochayuyo" (Durvillaea antarctica) en los países del sur del Pacífico. Cenobio (biología) Banco Español de Algas Cultivo de algas Baldauf SL.
Entre sus edificaciones destacan: Monasterio de Santa María la Real: Antiguo cenobio de la orden Premonstratense, que acoge la sede de la Fundación homónima, el Centro de Estudios del Románico y el Museo del Territorio y del Románico.
Parte de la nobleza siguió esta costumbre medieval y escogió este lugar para su descanso eterno, consiguiendo el cenobio el tiempo de máximo esplendor y grandeza gracias a los numerosos donativos recibidos, hasta la decisión de Pedro el Ceremonioso en 1340 de instalar el panteón de la monarquía en el monasterio de Poblet.
El obispo Sampiro relató estos sucesos del siguiente modo: Y el historiador Gonzalo Martínez Díez señaló que el rey Ramiro debió trasladarse después a la ciudad de León y que posteriormente se dirigiría al reino de Galicia, pues el día 31 de agosto del año 931 confirmó al monasterio de San Julián de Samos todas las donaciones que sus predecesores en el trono leonés habían otorgado en el pasado al cenobio gallego.
El cenobio estaba deteriorado en el siglo XVIII y se emprendió una restauración en 1733, que continuó hasta inicios del XIX, con participación, entre otros, de Ventura Rodríguez.
Las primeras referencias históricas de la villa de Bayona son de principios del siglo XIII, si bien existen noticias anteriores del desaparecido cenobio de San Cosme de Baíña.
El eremitorio de Cueva Andrés es considerado como un ejemplo antológico del arte altomedieval español, con el cenobio rupestre de La Cerca y las necrópolis de Palacios de la Sierra y del comunero de Revenga.
Hasta su disolución en 1836 era considerado el cenobio más rico e influyente de Asturias, gracias al favor de los reyes y de la nobleza local.
Capilla del Hospital del Corpus Christi: Este edificio fue levantado en el siglo XIV, formando parte del primer cenobio masculino que se levantó en Moguer.