cochinero


También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para cochinero

porcuno

Sinónimos

Ejemplos ?
", " el tiempo es ese juez supremo que quita y da razones ", " Televisión Española, la mejor televisión de España " (en la época en que sólo existía un canal), " esto es de juzgado de guardia ", " caducos y trasnochados ", " tribuletes de pesebre " o " el deporte español está lleno de estómagos agradecidos, lametraserillos y abrazafarolas ", " correveidiles ", " el rumor es la antesala de la noticia ", " chupópteros ", " soplagaitas ", " bulto sospechoso ", " meapilas ", " ese es de los que se la coge con papel de fumar ", " Pablo, Pablito, Pablete " (en referencia a Pablo Porta), " trotecillo cochinero " (por la forma de correr de algún árbitro)...
Sin embargo, el mismo día que se reincorporó al cargo de Senador, declaró que había sido despojado del triunfo en la elección interna por un fraude electoral al que denominó como un cochinero, y responsabilió de él al Presidente Nacional del PAN, Germán Martínez Cázares y al presidente de la Comisión Nacional de Elecciones, José Espina; lo cual fue negado por José Espina, que manifestó que el proceso se realizó completamente apegado a los reglamentos.
Sin embargo, el 8 de diciembre y tras reintegrarse a su cargo de Senador, Eugenio Govea Arcos declaró que había sido víctima de un fraude electoral, al que denominó cochinero, y responsabilizó de éste al presidente nacional del PAN, Germán Martínez Cázares y al presidente de la Comisión Nacional de Elecciones, José Espina; lo cual fue negado por el mismo José Espina, quién manifestó que todo el proceso de llevó a cabo apegado a la legalidad.
Tenía en mi poder una fuerte suma cobrada el día antes, y que pensaba girar, enviándola a la sucursal del banco más próxima, por medio de mi grande amigo el sargento de la Guardia Civil; pero esto me hubiese retrasado, y opté, sencillamente, por guardármela en el bolsillo, pensando que no podía tener mejor portador. Salí del pueblo a cosa de las cinco de la tarde -el tren pasaba a las ocho-, al trote cochinero del jacucho de alquiler.
on Silvestre Seturas tenía cuarenta años de edad, plus minusve, y era todo lo alto, robusto, curtido y cerrado de barba que puede ser un mayorazgo montañés que no ha salido nunca de su aldea natal más allá de un radio de tres leguas, cabalgando en el clásico cuartago, al consabido trote cochinero, como dicen por acá, o al paso de la madre, expresándonos según los cultos castellanos...