cochino

(redireccionado de cochinos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para cochino

Sinónimos para cochino

Ejemplos ?
Constelation Bight El Swampo El Ticket La Punta Palos Altos Pensacola The Bight Willie Warren Colonia De los Maestros El término municipal tiene las siguientes nueve aldeas: Roatán o Coxen Hole Cayos Cochinos Corozal Crawfish Rock Flowers Bay French Harbor Sandy Bay Thatch Point West End
El triunfo de la Revolución cubana en 1959 y el intento frustrado de Estados Unidos de invadir la isla caribeña a través de la bahía de Cochinos pueden considerarse como el inicio de este período.
El Teijo. Prao Lombo. El Corteyo. La Fuente del Ciervo. Pradera de los Cochinos. Peña Negra. 'Praos' de Cerca del Pueblo. Carriceos.
Se cuenta en el pueblo que fue construido por un pequeño comerciante, criador de cochinos de la zona que zarpó rumbo a América con Pizarro y que volvió rico.
Los gigantes subieron la última dama, y cuando tuvieron una para cada uno, se escaparon con ellas, y se portaron peor que enanos cochinos, dejando en el pozo al valeroso Pelao.
Endenantes jue la joya de los buitres, de los lobos y los cuervos la colá que mus jormó Vardarenales del regacho Laguadú pa más adrento; más p'abajo de la sierra La Monea, más p'arriba del llamao Colmenar Viejo, más alante de El Porrillo, más atrás de Borrachuelo, donde tós los cazaores acudían con trompetas y con jacos y con perros a la caza de cochinos jabalines, de venaos y de ciervos.
Y mientras nosotros solo le pagábamos al campesino, respetábamos al campesino, ellos asesinaban, quemaban casas, se llevaban los cochinos, las gallinas, los gallos finos, y hasta el radio, cuando tenían un radio; le llevaban la ropa y se lo llevaban todo.
Así comienza el capítulo VIII de las Memorias del malogrado ingenio del señor Ezequiel Garatúa y Baquerizo, cuya muerte lamentara en estas mismas columnas hace un año y cuya obra inédita algún día conocerá el público: "Pizarro, como es de notoriedad, era hijo de un soldado porquero. Se destetó en las mamas de una cerda, se crió entre cochinos y vivió entre soldados.
Pero, como hacía unas defecaciones prodigiosas y proporcionadas a la inmensa cantidad de víveres con que se atiborraba cada día, casi todo se derramó en el suelo y sólo, por así decir, ensució, superficialmente aquel lindo coñito virgen que no parecía destinado por la naturaleza, indudablemente a placeres tan cochinos.
«Padre nuestro que estás...» Rezaba mentalmente, pero sin darse cuenta de ello, su lengua se movió y dijo con una voz tan ronca que le pareció de otro: —¡Cochinos!
Enhorabuena, deja a Milton hacer que Satanás esté siempre riñendo con Jesús: a él solo toca hacer conducir en grandes versos a la Galilea una manada de dos mil cochinos por una legión de diablos; esto es, por seis mil setecientos diablos que se apoderaron de los cochinos, a tres diablos y siete veinte avos de otro por cochino, y que los ahogaron en un lago.
Ninguna culterana de todos quatro vocablos ha de llamar cohe coche, porque no la respondan los regüeldos ó los cochinos; debe decir: Auriga, pon el pasacalles, que aunque va á riesgo de una arrebatiña de barberos, es mejor voz á pagar de mi prosa.