conciliar


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con conciliar: conciliacion
  • all
  • verbo
  • pronominal

Sinónimos para conciliar

granjearse

Sinónimos

Ejemplos ?
Como observador en sombra, testigo semana tras semana de las mesas de discusión que revisaban los materiales que se iban produciendo, pude detectar los esfuerzos efectuados por los equipos académicos, los ejecutivos editoriales, las críticas de instituciones superiores, las autoridades comprometidas y otras entidades y representantes públicos para conciliar desacuerdos, enmendar errores, corregir o repetir mil veces algo, mejorar textos, detallarlos, dejarlos casi en un nivel neutro, discutir hechos didácticos y apoyos socio psicológicos.
Y, por lo tanto, hay que conciliar los dos intereses: el interés de la administración y el interés también del Estado con los problemas de orden social.
Se procuró conciliar los intereses de patrones y obreros para que gocen de este beneficio quienes trabajan menos de 6 días o a destajo.
El primero sería aquel que en la antigüedad quiso conciliar la filosofía griega con la fe cristiana, y el tercero el espiritualismo ecléctico de Víctor Cousin.
– Esto es lo esencial por ahora”… Felizmente, los miembros de la Asamblea de la Florida no creyeron, como creerían después los de las “Salas” de San José y Canelones, que las palabras del ofrecido consejero de Lavalleja y Calleros debían oírse para ser cumplidas al pie de la letra, y fue así que el 25 de agosto hicieron algo más que “declarar ilegales e inconsistentes los actos del congreso Cisplatino”, etc., y por lo que se refiere al asunto bandera tratando de conciliar buenamente su punto de vista personal con las urgencias de Muñoz, establecieron la ya transcripta prescripción: “Siendo una consecuencia necesaria del rango de independencia y libertad que ha recobrado de hecho y de derecho la Provincia Oriental, fijar el pabellón, etc.”.
Éste fue el marco en que proliferaron las “sociedades económicas de amigos del país”, promotoras de reformas que pretendían conciliar, como en la península, los intereses sectoriales y regionales con la política centralista del despotismo ilustrado (sobre todo en época de Carlos III).
Unidos, podremos siempre conciliar diferencias, lograr nuestras finalidades, garantizar los derechos, respetar y oír la crítica auténtica y trabajar con mayor responsabilidad incesantemente, hasta hacer del trabajo una verdadera mística nacional.
eso de ninguna manera, lo que pasa es que, me ha tocado vivir circunstancias en las cuales claramente ha habido en el día con día un dilema, y ese dilema es decir: tomo una decisión hoy, que a la mejor parece ser buena hoy, pero que no va a resolver ningún problema en el mediano y largo plazo; y yo como Presidente de la República tengo que pensar, antes que nada, con una visión de largo plazo; no puedo pensar en el hoy o en nada más mañana; tengo que pensar lo que yo creo que le preocupa a muchos mexicanos a los padres de familia y es qué va a ser México en 10, 15 ó 20 años y es lo que tengo que tratar de conciliar, y a veces el resultado es que no estamos tomando decisiones populares de corto plazo.
Todo concepto político, todo afán de desarrollo económico, serán negados en la realidad si dentro de la complejidad del alma nacional no llegamos a conciliar algunos factores todavía en contraposición, para lograr una actitud armónica y equilibrada en todas las formas de nuestra vida de relación.
¿Cómo osar condenar las ciencias ante una de las sociedades más sabias de Europa, ensalzar la ignorancia en una célebre Academia y conciliar el desprecio por el estudio con el respeto por los verdaderos sabios?
Mas, para conciliar esas contrariedades aparentes, no hay más que examinar de cerca la vanidad y la insignificancia de esos títulos orgullosos que nos deslumbran y que concedemos tan gratuitamente a los conocimientos humanos.
En la primera noche no hubo posibilidad alguna de dormir y en la segunda, acababa de conciliar el sueño en una banca cerca de la playa, cuando Rey llegó corriendo donde mi, como loco, diciendo que los chilenos habían salido de Lima hacia Ancón en un gran tren.