coso


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para coso

carcoma

Sinónimos

Ejemplos ?
¡Cuán diferente lo entendió el malogrado, que en riñendo los dos, llamaba al padre procurador para que nos pusiese en paz y a solas reprendía mi mala condición y él lo hacía con tanta gracia, que me dejaba contenta y pagada de haberme casado con tan prudente marido!» Ítem, en esta conformidad, tiene por bien haya efecto el matrimonio y pide y suplica a la novia venga en él; y a los casamenteros requiere que la boda sea oculta, porque un novio en público es como un toro en el coso, y un casado notorio es el estafermo en que rompen lanzas los maldicientes y satíricos; demás que se pierde mucho con las demás mujeres que le envían con la suya cuando por no verla se quisiera ir a la cárcel.
En el campo me crié, metida entre verdes lazos; aquel que llora por mí, ese me hace pedazos. Soy alto y hermoso, ando a la ventura, por do paso corto, y coso sin costura.
LX Ambicioso Oriente se despoja de las cosas que guarda en sí más bellas; Ceilán cuantas su esfera exhala roja engasta en el mejor metal centellas; de sus veneros registró Camboja las que a pesar del sol ostentó estrellas: el esplendor, la vanidad, la gala, en el templo, en el coso y en la sala.
que el bosque de Helicón venera, no es tiempo que reposes; alza el divino canto y la acordada voz hasta el cielo osada, con eco que supere resonante al estruendo confuso y vocería, popular alegría, y aplauso cortesano triünfante, que se escucha distante en el sangriento coso matritense, en cuya arena intrépido se planta el vencedor circense, lleno de glorias que la fama canta.
Tejió del roble de la adusta sierra Y no del frágil mirto su corona; Que ni falerna vid ni ático olivo, Ni siciliana mies ornan sus campos, Ni allí rebosan las colmadas trojes, Ni rueda el mosto en el lagar hirviente; Pero hay bosques repuestos y sombríos, Misterioso rumor de ondas y vientos, Tajadas hoces, y tendidos valles Más que el heleno Tempe deleitosos, Y, cual baño de Náyades, la arena Que besa nuestro mar; y sus mugidos, Como de fiera en coso perseguida, Arrullos son a la gentil serrana, Amor de Roma, y espantable al vasco, Pobre y altiva, y como pobre hermosa.
No están las cosas humanas en estado (aunque conocéis poco el vuestro) que haya tan sobrado ocio que os dé tiempo para desplegar las lenguas con oprobio de otros.» «Vosotros no entendéis estas cosas, y mostráis el rostro diferente de vuestra fortuna: como sucede a muchos, que estando sentados en el coso, o en el teatro, está su casa con alguna muerte, sin que haya llegado el mal a su noticia.
Por él Aliatár daría. Para lucirse en el coso No sólo su yegua pía, Que es un animal brioso, Sino también su alcaidía. Lleva pretal de cadena De malla los paramentos, Su ferrado casco suena, Bebe los helados vientos Y ellos rizan su melena.
Cocina; esto es, lo que se guisa en ella, comida. Cosina. Parece cazuela. Coso. Calle, carrera. Costribado, da. Afligido, atribulado.
Jerezanas, de quien aprendí a ser generoso, mirando que la mano anacoreta era la propia que en la feria anual aplaudía en el coso y apostaba columnas de metal en el escándalo de la ruleta.
El encierro, como pocos domingos había sido el pasado día de ayer, de los buenos; seis hermosos toros del Jaral esperaban oteando al viento su salida al coso desde los chiqueros donde se apiñaban.
Siguiendo a todos los escritores antiguos, he presentado a Coso como un tribuno militar llevando los segundos mejores despojos al templo de Júpiter Feretrio.
Victorioso en todas partes, el dictador regresó a casa para disfrutar el honor de un Triunfo concedido por decreto del Senado y resolución de la plebe. Con mucho, la mejor visión del desfile resultó ver a Coso llevando los mejores despojos del rey a quien había dado muerte.