crespo

(redireccionado de crespos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para crespo

encarrujado

irritado

Antónimos

Ejemplos ?
Cepa de 7-10 mm de diámetro; tallos fértiles 1(2), de (2)12-30 cm x 0,5-1,3 mm de diámetro en la base, que sobrepasan ampliamente a la roseta foliar, terminales, erectos, con (1)2-3 hojas e indumento de pelos tectores de diferente longitud, ± patentes o aplicados, crespos o rectos, acompañados de pelos glandulíferos pluricelulares, cortos y dispersos.
Son árboles, que alcanza un tamaño de 7-15 m de altura, de corteza gris-marrón, las ramas pubescentes por primera vez con cortos pelos crespos, más tarde glabras.
Herrera dice que, luego de 4 meses de navegación, la primera tierra que vieron los expedicionarios fue la de Papúa (Nueva Guinea), y que perdieron el barco, salvándose 7 hombres en un bote. Estos se dirigieron a una isla que denominaron Crespos, pero los nativos los apresaron.
San Antonio: En la aldea de Gorgua. San Miguel Existe un equipo de fútbol llamado Crespos C.F de padrenda. Que milita en la 2 autonómica de Ourense.
Fuimos criados juntos, desde muy niños, en casa de la buena abuelita que nos amaba mucho y nos hacía vernos como hermanos, vigilándonos cuidadosamente, viendo que no riñésemos. ¡Adorable, la viejecita, con sus trajes agrandes flores, y sus cabellos crespos y recogidos como una vieja marquesa de Boucher!
San Pedro redactó el artículo del caso en la orden general, lo puso en conocimiento de sus subalternos, y los huéspedes anochecieron y no amanecieron bajo techo. La Municipalidad tenía dispuesto un albazo para aquella madrugada; pero se quedó con los crespos hechos.
Pero aquella noche se quedaron con los crespos hechos, y dadas las diez, tuvieron que retirarse de la capilla con el avinagrado gesto de quien va al teatro y se encuentra con que no hay función por enfermedad de la dama o del tenor.
Tenía los ojos azules y el rostro pálido. Sus cabellos negros, crespos y lustrosos flotaban sobre sus sienes y su cuello en hermosos rizos.
Castilla y León ÁVILA: ARÉVALO-MADRIGAL: Adanero, Albornos, Aldeaseca, Arévalo, Aveinte, Barromán, Bercial de Zapardiel, Berlanas (Las), Bernuy-Zapardiel, Blasconuño de Matacabras, Blascosancho, Bohodón (El), Cabezas de Alambre, Cabezas del Pozo, Cabizuela, Canales, Cantiveros, Castellanos de Zapardiel, Cisla, Collado de Contreras, Constanzana, Crespos...
Todo está correcto; los cabellos que tienen todo el Oriente en sus hebras, empolvados y crespos; el cuello del corpiño, ancho y en forma de corazón, hasta dejar ver el principio del seno firme y pulido; las mangas abiertas que muestran blancuras incitantes; el talle ceñido, que se balancea, y el rico faldellín de largos vuelos, y el pie pequeño en el zapato de tacones rojos.
En la Cartera había desaparecido la esposa del carpintero vicioso, chapucero y zafio, en chancletas y desgreñada, y nacido una pulcra trabajadora, semiartista, encantada, aun desinteresadamente, con los lazos de seda crespos y coquetones, los entredoses y calados de filigrana, las ondulaciones flexibles de la batista y las gracias del corte, que señala y realza las líneas del cuerpo femenil.
¡Era truhán el tal Mario! Parecía un poste de telégrafo rematando en una cabeza pequeña, cubierta de un fabuloso bosque de cabellos crespos.