cuñado


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con cuñado: concuñado, yerno
  • sustantivo

Sinónimos para cuñado

hermano político

Sinónimos

  • hermano político
Ejemplos ?
El hombre de la gorra gris, su cuñado, es extremeño; como suelen hoy — (¿dónde nació Pizarro, Hernán Cortés?) — los de su tierra, tiene el carácter reblandecido y morazo; sin espontaneidad, sin arranque, va al estricote del otro.
Deseaba que el día llegase para proseguir su jornada y buscar a Marco Antonio, no tanto para hacerle su cuñado como para estorbar que no fuese marido de Leocadia; y ya le tenían el amor y el celo de manera que tomara por buen partido ver a su hermana sin el remedio que le procuraba, y a Marco Antonio sin vida, a trueco de no verse sin esperanza de alcanzar a Leocadia; la cual esperanza ya le iba prometiendo felice suceso en su deseo, o ya por el camino de la fuerza, o por el de los regalos y buenas obras, pues para todo le daba lugar el tiempo y la ocasión.
Caín llevaba generalmente los bocados y Abel los tragos, porque Abel tenía un cuñado que comerciaba en vinos y licores, y eso le regalaba, y Caín contaba con el arte de su cocinera de solterón sibarita.
Ya ves que doy ventajas.” ¿Preciso destacar las diferencias y semejanzas entre este original y los extractos contenidos en la Declaración antes reproducida del cuñado del Dr.
Casio a Bruto Casio, que vio remitida esta facción en el consentimiento de Marco Bruto, se fue a él, y con caricias de cuñado y abrazos de amigo, después de haber reconciliado con él las diferencias pasadas, como quien conocía la prudencia de su mente, por mejor cautela preguntó y no propuso.
Ahora bien; al igual que en el caso ya analizado, aquí, el cuñado y socio del doctor Varela omitió –con toda deliberación desde luego-fijar aunque fuera aproximadamente la fecha en que-según el anónimo-El Comercio del Plata había publicado contra el Presidente Oribe “dos días antes” del envío de su carta ultimátum.
¡A la vista está! El desaprensivo cuñado y socio del Dr. Varela no se atrevió –y tampoco podía-ir más lejos de lo que fue en sus manifestaciones para dejar villanamente mezclado el nombre del General Oribe en las actuaciones iniciales del Proceso de Andrés Cabrera.
de un caño seco, que durante el invierno se convertía en tremendal, bomba de fango donde perecía cuanto ser viviente le atravesase, y como un día apareciera ahogada allí una res barquereña, José Luzardo protestó ante Sebastián Barquero por la violación del recinto vedado, se ofendieron en la disputa, Barquero blandió el chaparro para cruzarle el rostro al cuñado, sacó éste el revólver y lo derribó del caballo con una bala en la frente.
Mi padre me obligó a levantarme, y después me dijo: »–Hijo mío, te prohíbo que pienses en ese matrimonio, y te lo prohíbo por tres razones. En primer lugar, no sería serio que te convirtieras en el cuñado de tu padre.
Micaela, la dueña de la casa, su experiencia ya mayor, su leve madurez dorada de alma y cuerpo. Marido y cuñado, por su parte, se prestaban al juego de sociedad, no viendo en él nada de malo, sino «cosa admitida».
Si os obliga la voluntad y el amor que os tengo desde aquel día que vi en mis brazos el sol dando a sus rayos envidia; de mi alma y de mi hacienda que ya a esos pies se dedica seréis absoluto dueño, como esos claveles digan que admitiréis por esclavo al que por dueño os estima. DON DUARTE Vuestro cuñado os lo pide.
No se discute nada. Si casamos la sentencia y se casa mi cuñado... es lo más probable que cojamos los trastos y nos vengamos aquí todos.