desanimar


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para desanimar

Sinónimos para desanimar

desalentar

Sinónimos

Ejemplos ?
Bajo el subsecuente régimen de Joseph Mobutu (Mobutu Sese Seko), el antiguo Kasai del Sur fue dividido con el fin de desanimar cualquier actividad separatista.
Sospechas que se confirman cuando durante la segunda campaña electoral, un gobierno indeterminado de la Tierra lanza "ataques quirúrgicos" contra sitios estratégicos de Marte, intentando imponer un gobierno títere y desanimar la investigación que lleve a la creación de la tecnología de las pinzas de Pierce.
Lord Clarendon pretendía desanimar el "no conformismo" (de sectores católicos y sobre todo protestantes no anglicanos) para con la Iglesia de Inglaterra.
No dejándose desanimar, es propuesto para servir en la Reserva de las Waffen-SS, donde ingresa en la 1.ª División SS Leibstandarte SS Adolf Hitler.
Jamás se había visto sometida con anterioridad a un ataque semejante, pero sus deseos igualaban a los de él y no se desanimar por dificultades susceptibles de ser superadas.
Directamente trastocando la actitud de Cristo hacia la sociedad como un mal y un orden perverso de cosas con el que había que acabar, se habían convertido en los valuartes y defensas de las instituciones sociales y políticas existentes, y ejercían toda su influencia para desanimar las aspiraciones populares a un orden más justo e igualitario.
"¡Cómo se habría escandalizado el clero al oir que un ministro cristiano había intentado desanimar, en términos similares, a un individuo penitente que profesase odio por su vida anterior y desease llevar una mejor!
Si es decoro decente figurarse en sus ideas, profanas, por divinos, y a divinos querer aventajarse. Si es de espíritus puros o malinos desanimar los justos y los sabios con sus calificados desatinos.
Parece haber sido casi tan fanática en cuanto a la ciencia de curar el cuerpo como en cuanto a curar el alma, y su influencia para desanimar el pensamiento original y retardar el progreso era igual en un campo que en el otro.
Yo no quería ser el primero en frustrar o desanimar tus comienzos literarios; sabía muy bien que ninguna traducción, a menos que la hiciera un poeta, podía reproducir adecuadamente el color y la cadencia de mi obra; la devoción me parecía, y me sigue pareciendo, una cosa maravillosa, que no hay que desechar a la ligera; de modo que os retomé, a ti y la traducción.
Esa acta, que la conservo en mi poder, suscrita por todos los oficiales, guardiamarinas y hasta los niños aspirantes, no se presentó, sin embargo, por efecto de esas pequeñeces de forma y de cuerpo en las que se detienen los espíritus poco versados y en vía de envilecimiento por el despotismo que con estudio ejercen ciertos hombres en la escuadra; de todos modos, el Comandante General García lo supo en el acto por referencias exactas que le hicieron, y algunos de nuestros compañeros suponen que él se valió tal vez de dos o tres jóvenes para desanimar a la mayoría o no coronar la obra de salvación de nuestra dignidad ultrajada.
Esta sola reflexión debería desanimar, desde los primeros pasos, a todo hombre que seriamente desease instruirse por medio del estudio de la filosofía.