descolorido

(redireccionado de descolorida)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para descolorido

Ejemplos ?
María Rosario cerraba los ojos con espanto, como al borde de un abismo. Su boca descolorida parecía sentir una voluptuosidad anustiosa.
-Te encuentro descolorida, hija mía -repuso lleno de interés el conde-; y sobre todo, te hallo desde algún tiempo a esta parte abatida.
Querrías reproducir con una sola palabra todo cuanto estas apariciones tienen de maravilloso, de magnífico, de sombrío horror y de alegría inaudita, para sacudir a los amigos como con una descarga eléctrica, pero toda palabra, cada frase, te parece descolorida, glacial, sin vida.
En muchos lugares de los Estados Unidos, los trabajadores mexicanos pagan lo que aquí se llama school taxes para que sus hijos reciban educación en las escuelas oficiales; en otros tienen escuelas propias donde se siguen métodos antiguos que perjudican más que instruyen a la niñez, y en otros, a pesar de ser numeroso el elemento mexicano, no hay escuela para sus niños, que son arrojados de los planteles blancos por no tener la piel descolorida.
Sus miradas en tierra distraída fija, sin ver lo que delante tiene, y en turba al parecer descolorida pasan por su memoria sus ideas tardas en paso y en contorno feas.
Mas ella, antes que la asieran, cesando un punto en su duelo, así habló, el rostro lloroso hacia Martínez volviendo: "Contigo se fue mi honra, conmigo tu juramento; pues buenas prendas son ambas, en buen fiel las pesaremos." Y la faz descolorida en la mantilla envolviendo, a pasos desatentados salióse del aposento.
Antes de que esto ocurriese, apareció en aquella calle un grupo compuesto de una docena de chicos que perseguían a un pobre niño de fisonomía dulce y simpática, vestido humildemente con un pantalón remendado y una blusa azul algo descolorida por el uso.
Y su frente nublada Con hondos pliegues de dolor sulcada, Su faz descolorida y ojerosa, Y sus mejillas faltas (176) De su matiz purísimo de rosa, Demostraban bien claro Que en su cándido espíritu inocente El pesar se cebó traidoramente.
Hasta que al fin viendo éste Que no hay una sola lanza Dispuesta á hacerse pedazos En honor de la acusada, Pidió en voz alta la suya, Pajes tomó y gente de armas Y dió la vuelta á Toledo Descolorida la cara.
-Mmiií -gorjeó la criatura, palpando con afán el medallón de turquesas y brillantes que resplandecía sobre la bata de negro terciopelo de la dama, mientras las caricias de ésta, como golosas moscas, se le posaban sobre el cuello, frente y ojos. -Está descolorida, ama..., está ojerosita...
—Desde el martes—mirábala él con descolorida ternura—dormías de noche… —¡Oh, podías haberte acostado!… ¡Inmensos, los brillantes!
Mas la flor en su negra cabellera tan mustia y macilenta se volvió, cual luz que moribunda se extinguiera, después que algún sepulcro iluminó; y aquel extraño relucir sin vida, tristeza tanta en su semblante vierte, que aun más que aquella flor descolorida, se parece a la sombra de la muerte.