desconcierto


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para desconcierto

Ejemplos ?
Nos damos cuenta de que los renuevos de nuestra patria que van saliendo de las aulas, de los institutos, de las aldeas, de todos los rumbos de país, miran hacia su alrededor llenos de desconcierto y con la angustia del vivir.
Ante la incertidumbre y el desconcierto de lo imprevisto, cada país y cada consorcio, desordenadamente trató de sacar el mejor partido.
En mensaje del Jefe del partido, de 1 de enero de 1946, se enjuiciaba la obra del gobierno en los siguientes términos: “Todos los actos posteriores de este gobierno lo han confirmado: la ausencia de una política de restauración bolivianista, capaz de encausar la educación y el trabajo hacia los fines de la Nación; la desordenada legislación social que se ha dictado; el ejercicio de una violencia injustificada, mientras se mantiene en la impunidad a los que delinquieron contra los bienes del Estado; una acción de gobierno, en resumen, que empuja al pueblo boliviano al desconcierto y al desorden, con olvido del supremo interés de la Patria.
II - El estandarte ante todo Del Tesín en las orillas quiere hacer su último esfuerzo, vencido y avergonzado el rey Francisco primero. Sus numerosas escuadras dispersas ve y sin aliento, y fuerzas aún poderosas en confuso desconcierto.
ECO: Nada. GALÁN: El caso va descubierto, algún desconcierto ha hecho; ¿es cierto lo que sospecho de haber hecho desconcierto? ECO: Cierto.
En mi espera, eso tan parecido al vicioso naipe solitario, jamás perdí la esperanza, aunque a veces la vi tan huidiza como una liebre en campo abierto y, en los instantes de mayor desconcierto e impaciencia, en las pausas que alimentaban de aire la desesperanza e incluso el estupor, siempre busqué cobijo a la sombra de Tirso de Molina y de Antonio Machado, aquellos dos hábiles prestidigitadores de la palabra cuando, prestando oídos al saber popular, decían que el que espera, desespera: ¡qué verdad tan verdadera!
Sus ojos, siempre tan francos y directos en su expresión, miraban hacia abajo a causa del pánico ante los míos, mientras su rostro enrojecía desde el cuello hasta la frente. "Disculpame," dije, tan pronto como me recuperé del desconcierto ante el extraordinario efecto de mis palabras.
Se había reído siempre de lo que calificaba de fantástico relato mío acerca del coronel, pero ahora veía con gran desconcierto y recelo que él se encontraba ante un hecho igual.
El péndulo oscilaba con un sonido grave, monótono y apagado, y cuando el minutero había recorrido toda la esfera y llegaba el momento de marcar la hora, de sus pulmones metálicos surgía un sonido límpido, potente, profundo y muy musical, pero de nota y énfasis tan peculiares que, a cada hora, los músicos se veían obligados a detenerse un momento para escucharlo, lo que obligaba a su vez a quienes bailaban a interrumpir el vals; y se producía un breve desconcierto en la alegría de todos; y, mientras sonaba el carillón, se veía cómo los más frívolos palidecían y los más sosegados por los años se pasaban la mano por la frente como perdidos en ensueños o en meditación.
El proletariado de todo el mundo se encuentra en un estado tal de desconcierto, frente a la insolencia agresiva de las fuerzas de regresión representadas por el fachismo, que no se sabe cuánto tiempo tardará en reorganizarse para alcanzar la más auténtica democracia al servicio de los intereses populares.
Mi lema es otro: Quiero ser amenaza para los espíritus reaccionarios, para los que resisten toda reforma justa y necesaria: esos son los propagandistas del desconcierto y del trastorno.
-Decid más bien el que le ha conservado su nombre, su reputación, su tranquilidad y la felicidad de su hogar -dijo Uriah, tratando de arreglar las cosas con una expresión de enfado y desconcierto-.