desconfiado


También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para desconfiado

Ejemplos ?
Que todos los que no habían sido en ello quejosos de que habían desconfiado de su secreto y su valor, habían de ser sus enemigos, y que serían los quejosos séquito y aclamación de César.
Cuando llego allí, el escándalo: si el señor era batistiano y tenía negocios (RISAS). Yo por instinto pregunté, porque siempre ando desconfiado, y dije: ¿Y este señor?
De Gallardo a Unamuno (contiene Gallardo y su tiempo; Silvela o la daga Florentina; Valera, humanista; Angel Ganivet; Emilia Pardo Bazán; Un gran Hispanista, Alfredo Morel Fatio; El condenado por desconfiado; Lo popular y lo erudito; Castelar; Fernando VII o la fuerza del sino; Paz en la guerra y los novelistas de las guerras civiles; El caso de Blasco Ibáñez; Baroja y su galería novelesca) (1928).
Celoso y desconfiado, Zamora no le perdía, pisada, conociendo sus coqueteos que más de una vez le llevaron a azotar a un pobre diablo o a tomarse en palabras con un igual.
Bueno, si con el viento hubiera hecho un cuento, hubiera dado la impresión del misterio en la casualidad del gorro de la señora y mi sombrero; y que a pesar de haberme querido explicar que lo que me había llamado la atención era la descoincidencia rítmica de mi marcha por la playa con la marcha del viento, en realidad sobraba algo con la ridiculez que el viento me dio tirándome el sombrero y echándome el pelo hacia adelante, que al quedar en ridículo había desconfiado del propósito del viento como si hubiera sido un ser humano el que me hubiera hecho quedar en ridículo.
Farruco, el segundo, en cambio, desconfiado «como un raposo», era resuelto, y solía murmurar entre dientes cuando se le mentaba a los ladrones: -¡Que vengan!
-Quizá haya gentes, no lo sé, que abusen de su bondad -dijo míster Wickfield-; no los imites nunca, Trotwood; es el ser menos desconfiado que existe, y, sea cualidad o defecto, es una cosa que siempre hay que tener en cuenta en el trato que se tenga con él.
A lo menos, por no dar con su voz gloria a mi oído. JULIA. Siempre, Don Juan, habéis sido desconfiado en amar. JUAN. Esto tengo de discreto: y a Dios, ingrata, pluguiera que otra causa no tuviera un tan desdichado efeto.
Si el Rey dispone de un poder sobrenatural, si devuelve a Baltasar su juventud florida, si hace caer de su pedestal a la Loba, ¿por qué no ha de aclarar mi piel, hermosear mi rostro? ¿Por qué no? Movió Baltasar la cabeza: era, como vicio, el más desconfiado. -¡Yo creo que sí!
-repitió despacio uno de los peones al capataz. -Sí -dijo éste-, un santiagueño viejo, astuto y desconfiado. Pero, ¿será que tiene un pelo en la lengua que no puede decir erre?
a equivocarse y a tutearme -exclamé indulgentemente. »Julia se sofocó de nuevo, y no respondió palabra. -»¿Por qué me dice V. desconfiado? -pregunté al cabo de un momento.
de la Edit.) y la Asamblea Legislativa se vengó de Bonaparte rechazando todos los proyectos de ley que le presentaba en beneficio propio e investigando de un modo ruidosamente desconfiado todos los que presentaba en beneficio común, para averiguar si, fortaleciendo el poder ejecutivo, no aspiraba a aprovecharse de él para el poder personal de Bonaparte.