despedir


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con despedir: despedirse
  • all
  • verbo
  • pronominal

Sinónimos para despedir

despachar

Sinónimos

separarse

Sinónimos

Sinónimos para despedir

Ejemplos ?
Estaba dado al diablo con aquello y, pensando qué hacer, se acordó de convidar al pueblo, para otro día de mañana despedir la bula.
Con este fin empecé por despedir al servidor que se hallaba siempre presente en mis entrevistas con Sócrates, para quedarme solo en él.
Tan solo cantaba un ave En el ramaje florido. Era un zorzal que entonaba Sus más dulcísimos himnos, ¡Pobre zorzal que venía A despedir a un amigo!
Se acaba de despedir el inquilino de la casona que se ve enfrente, y se trata de buscar otro de un carácter más adaptable a las exigencias de la vecindad, que, al efecto, tiene voz y voto.
De este bochornoso incidente, que en el mismo momento se lo interpretó como una provocación planeada de la misma Empresa Minera, se aprovechó para despedir a centenares de obreros tuberculosos e inválidos y justificar la masacre.
as palabras un tanto solemnes que había pronunciado el alcalde de Pareduelas-Albas, al despedir a los hijos de Dióscoro Cerdera, habían hecho creer a estos que, apenas desembarcados en Buenos Aires, todo les había de ser otorgado.
La misma duda tengo con respecto a los billares; pero como si hubiera yo de extender ahora en el papel todas mis dudas no haría gran diligencia en el artículo de hoy, prescindiré de digresiones, y diré en último resultado, que ora fuese a despedir a un amigo, ora fuese a recibirle, ora, en fin, con cualquier otro objeto, yo me hallaba en el patio de las diligencias.
A la entrada le llama a usted ya la atención un pequeño aviso que advierte, pegado en un poste, que nadie puede entrar en el establecimiento público sino los viajeros, los mozos que traen sus fardos, los dependientes y las personas que vienen a despedir o recibir a los viajeros; es decir, que allí sólo puede entrar todo el mundo.
Él se esmeró en el guiso, pero el Arzobispo le halló tan detestable, que mandó despedir al cocinero e hizo que el mayordomo tomase otro.
Al cabo de tantos movimientos que me estaban mareando, poco a poco, en la oscuridad, surgieron, como flotantes, unas máscaras de facciones siniestras; unas con colmillos relucientes, semejantes a llamaradas; otras con ojos tan enrojecidos que parecían despedir fuego.
Pues cuentan que otrora, cuando a su nacido, al que con su armada abandonaba las murallas de la divina, a los vientos confiara Egeo, tales mandados, abrazado al joven, le dió: “Mi nacido, para mí que mi larga vida más agradable, único, 215 devuelto en el extremo cabo, poco ha, a mí, de mi vejez, 217 mi nacido, yo al que a dudosos casos obligado me veo a despedir...
Cuando habrás avanzado bastante porque ya te tengas respeto a ti mismo, tendrás tiempo de despedir al instructor; mientras tanto, protégete bajo la autoridad de alguno, sea Catón, sea Escipión, sea Leli, o algún otro, a la presencia de los cuales, incluso los hombres más perdidos suprimirían los vicios, hasta tanto que llegues tal, que ya no te atrevas a pecar delante de ti.