distinguir

(redireccionado de distinguirían)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • pronominal

Sinónimos para distinguir

caracterizar

Sinónimos

divisar

honrar

Sinónimos

sobresalir

Sinónimos

Antónimos

  • ocultarse
  • vulgarizarse

Sinónimos para distinguir

Ejemplos ?
Los generales serían: Cortos, pequeños o de Kitchin, con una duración promedio de 40 meses. Medios o de Juglar, 8 años y medio en promedio; se distinguirían por la presencia de auges y crisis cíclicas.
La mayoría eran oficiales navales o marineros, muchos de ellos conocidos ya que se distinguirían en servicios futuros, como Peter Puget, Joseph Baker, Joseph Whidbey, William Broughten, Zachary Mudge y Robert Barrie.
Estos grupos se distinguirían de las lenguas papúes occidentales propiamente dicha por tener formas como ba ~ wa para el pronombre de segunda persona del singular.
Observando esto, es como se comienza poco a poco a gestar la idea de amenizar bailes, fiestas y eventos con aparatos amplificadores y música grabada, por diversas personas en la época, por lo cual no hay dato de quien lo inicia, pero un par de barrios de la Ciudad de México se distinguirían con esta característica como precursores de este fenómeno, Tepito y el Peñón de los baños durante la década de los años 60's.
Para Denis Diderot, las ciencias naturales no se distinguirían por buscar un porqué, sino por encontrar soluciones a través responder al cómo.
Es preferible, en una descripción tal, ser lo más general posible, respetando el espíritu heráldico, para que la anterioridad pueda ser invocada en todas las armas "casi" similares, que no se distinguirían sino por los detalles, por lo que el carácter significativo puede ser discutible.
Esta parábola dice que sin la irradiación del Sol, que cae sobre las partículas de polvo suspendidas en el aire, éstas no podrían aparecer visibles, y sin las partículas de polvo los propios rayos solares no se distinguirían en el aire; éstas se corresponden a la materia original que, en sí, sin el reflejo de los rayos del Sol, a imagen de la luz divina, carecerían de entidad.
El blíster permite exponer ordenadamente determinados artículos que de otra manera apenas se distinguirían por su pequeño tamaño y al aumentar su tamaño se dificulta que se esconda en algún bolsillo para robarlo.
La noción de campo está fundada sobre la teoría marxista de que la sociedad está definida por la lucha de clases; aunque se aparta en numerosos puntos cruciales del marxismo, Bourdieu conserva el principio de que las divisiones sociales no son posiciones continuas sobre una gradación numérica —en que los ricos se distinguirían de los pobres simplemente por poseer una mayor cantidad de dinero— sino relaciones estructuradas entre distintos roles en las actividades de producción, distribución y consumo, que se determinan mutuamente.
Completó precozmente sus primeros estudios en su ciudad natal en el Ateneo dirigido por Pedro de Ángelis, teniendo como condiscípulos a Félix Frías (1816-1881), Nicolás Mariño, Carlos Tejedor (1817-1903), José Mármol (1817-1871), Miguel Cané (1851-1905), Vicente Fidel López (1815-1903), José Tomás Guido Spano (1818-1890), José Rivera Indarte (1814-1845), Ventura Bosch (1814-1871), Juan Thompson (1809-1873), Eduardo Acevedo Maturana y Miguel Esteves Saguí (1814-1892) entre otros que se distinguirían años después en la literatura y en la política del Río de la Plata, ingresando luego en la Universidad de Buenos Aires, donde en 1833 rendía ya latín.
La movilización de ese día significó: La incorporación de la clase obrera a la vida política del país con aspiración a ser reconocida como uno de los factores de poder; El surgimiento de una nueva fuerza política en derredor de Perón, distinta de las existentes, que si bien tomaría de los partidos algunas prácticas clientelísticas, aplicaría nuevos enfoques, prácticas y liturgias que la distinguirían del resto y El nacimiento de la antinomia peronismo-antiperonismo, la cual sigue sumamente presente en la sociedad hasta la época actual.
Si los movimientos de amor recíproco correspondieran a la naturaleza, la fuerza de la sangre no sería ya quimérica, y sin verse, sin conocerse mutuamente, los padres distinguirían, adorarían a sus hijos, y a la inversa, éstos, en medio de la mayor asamblea, reconocerían a sus padres desconocidos, volarían a sus brazos y los adorarían.