encoger

(redireccionado de encogidas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • pronominal

Sinónimos para encoger

contraer

Sinónimos

apocarse

Ejemplos ?
Algunos animales desparramados por el agua, buscaban que comer; también se veía uno que otro jinete, cruzando el cañadón con precaución, al tranco, y las piernas encogidas...
A pesar de esta observación y de la afición que todos habían jurado profesar a las setas, ninguna mano se tendía hacia el plato; pensaban en las palabras de la fondista, y les paralizaba involuntario temor, porque las setas, así fritas y encogidas, les parecían más siniestras que en el campo, esponjadas y leves.
Ir a caballo es casi imposible, pues esto de atravesar al tranco, con las piernas encogidas, las interminables extensiones anegadas, sería cosa de morirse, y pasando de los veinte años, ya poco placer encuentra uno en azotar como loco por entre el agua, matando caballos, y mojándose de los pies a la cabeza.
Un beodo incivil Os enrostra al pasar un amor irrisorio; Sobre vuestros talones brinca un niño flojo y vil. Avergonzadas de existir, sombras encogidas, medrosas, agobiadas, costeáis los muros; Y nadie os saluda, ¡extraños destinos!
Algunos, semiincorporados como espectros de ceniza, pedían limosna desde su lecho de hojas secas. Otros, completamente inmóviles, pegados al suelo, con las piernas encogidas, parecían momificados en su extremísima demacración.
Iba a apretarse el estómago con las manos, pero el brazo de Bromberg dilató el ángulo de otro golpe, y bajo el cross de mandíbula entrechocaron los dientes de Barsut. Cayó, y aplastado entre el pasto parecía estar muerto, con sus piernas encogidas y los labios ligeramente entreabiertos.
El gauchito y otros peones la siguieron, y cuando llegaron al fondo, entre las pilas de lana y cerda y cueros vacunos, vieron a Teru-tero frío, rígido, con las piernas encogidas, el rostro terroso y los ojos cerrados.
Cuando recobró el conocimiento, el criado estaba allí; había vuelto a encender la lámpara, cerrado la ventana, y a toallazos aturdido al murciélago, que semivivo yacía encima de las flores, apagando la alegría del colorido con la mancha de humo de sus alas encogidas y de su cuerpo de visión goyesca.
Súbito retrocedieron, tambaleándose; rodando fueron hasta el rincón último de la jaula; allí quedaron encogidas, apelotonadas, hechas un temblante montón de plumas.
edro María, con las piernas encogidas, acostado sobre el lado derecho, trazaba a golpes de piqueta un corte en la parte baja de la vena.
Según la cantidad de luz que recibe tiene dos fenotipos: en penumbra intensa sus frondes son largos con el raquis de la lámina recto y las pinnas separadas entre sí; en un ambiente algo más luminoso los frondes crecen retorcidos y aplicados al sustrato, con las pinnas muy juntas como encogidas, en un intento de alejarse de la luz.
La isla revela que está habitada por extraños humanoides negros altos (no negros como los kushitas o los de Zembabwei, sino más bien de color negro azabache con extraños ojos dorados brillantes y manos con garras) que capturan a la tripulación, utilizan un tripulante joven para un extraño rito musical hipnótico que implica hacerle bailar y brincar salvajemente bajo el sonido de un extraño instrumento parecido a una flauta (que aparentemente tiene el poder de "poner al descubierto los deseos más secretos y las pasiones del alma de uno ') y luego sumergir a algunos de ellos en el estanque homónimo, que los transforma en figuras encogidas.
Las piernas se le ven encogidas, con las llagas de las rodillas brotadas y manando hilos de sangre que también le recorre de los hombros y de las heridas de las palmas de las manos.
Personajes contorsionados con dolorosas expresiones, laceradas, posiciones fetales, incómodas y traumáticas, figuras encogidas, patéticas, aterradoras y aterrorizadas, cayendo, yacentes, suspendidas, sentadas y atadas con total ausencia de libertad.
Este procedimiento suele hacerse con el paciente sentado y encorvado hacia delante; a veces acostado de lado con las rodillas encogidas hacia el abdomen y la barbilla pegada al tórax.
De vuelta a casa, inmediatamente ejecutó una pintura sobre el tema, cuadro en el que los franceses aparecen como personas encogidas, consumidas y supersticiosas, frente a un enorme solomillo de vaca que llega con destino a la posada inglesa como símbolo de la prosperidad y superioridad inglesas.
La momia aparece con las piernas encogidas y fue descubierta en el Barranco de Erques de Güímar y repatriada en 2003 desde Argentina.